Visión de EU despoja a Palestina de Jerusalén

Visión de EU despoja a Palestina de Jerusalén
Por:

La ciudad que eligió el presidente de EU, Donald Trump, para convertirse en capital de un nuevo Estado palestino, constituye el punto por el que el pueblo con reconocimiento internacional limitado se sintió insultado, ya que aceptar esta propuesta lo haría ceder a Israel la Ciudad Vieja de Jerusalén, cuya soberanía reclama desde hace décadas.

Se trata de Abu Dis, un territorio que rodea a Jerusalén, de la que se encuentra aislado por un enorme muro de hormigón erigido por Israel.

Te puede interesar: Coronavirus ya mató a 170 en China; suman más de siete mil infectados

Las imágenes de Abu Dis dejan ver una expansión urbana que contrasta con el progreso de Jerusalén. Este lugar está bajo control palestino, pero se encuentra justo fuera de los límites establecidos por Israel después de que se anexó Jerusalén Oriental, de Jordania, en 1967, en una medida no reconocida por la mayoría de países de la ONU.

Lo que sí tiene el vecindario es un gran edificio cerrado que fue construido en una era anterior, más esperanzadora, para ser el sitio del Parlamento de la Autoridad Palestina.

Esa sala ahora se encuentra abandonada y en desuso, después de la ruptura del proceso de paz de Oslo y el estallido de la segunda Intifada palestina, o levantamiento, hace dos décadas.

Desde entonces, los palestinos en Abu Dis han sido aislados de los barrios de Jerusalén.

Los estudiantes de una universidad cercana han usado el muro de Abu Dis como telón de fondo para proyectar películas durante las cálidas noches de verano, cuando se sientan afuera.

El plan presentado el pasado martes, llamado por Trump “el Acuerdo del Siglo”, para la paz entre Israel y Palestina, dice que la barrera actual debe “servir como frontera entre las capitales de las dos partes”.

Jerusalén debería “seguir siendo la capital soberana del Estado de Israel, y debería ser una ciudad indivisa”, reza la presentación del proyecto.

“La capital soberana del Estado de Palestina debería estar en la sección de Jerusalén Este ubicada en todas las áreas al Este y al Norte de la barrera de seguridad existente, incluyendo Kafr Aqab, la parte oriental de Shuafat y Abu Dis, y podría ser nombrada Al Quds u otro nombre según lo determine el Estado de Palestina”, agrega.

Eso dejaría bajo el control de Israel la colina en el corazón de la Ciudad Vieja, conocida por los judíos como Har ha-Bayit, o Monte del Templo, y para los musulmanes como al-Haram al-Sharif, o Santuario Noble.

El lugar más sagrado del judaísmo fue hogar de los templos judíos de la antigüedad y su muro de contención, construido por Herodes, conocido como el Muro de los Lamentos, es un lugar sagrado de oración israelí.

En la cima de la meseta hay dos lugares sagrados musulmanes: la Cúpula de la Roca y la Mezquita Al-Aqsa, el tercero más sagrado del Islam, después de La Meca y Medina.

Precisamente los palestinos buscan que este compuesto histórico sea parte de la capital de un futuro Estado: “imposible para cualquier niño palestino, árabe, musulmán o cristiano aceptar un Estado sin Jerusalén”, dijo el presidente de Palestina Mahmoud Abbas.