Martes 24.11.2020 - 18:10

Y ahora Johnson ve difícil pactar con EU

Y ahora Johnson ve difícil pactar con EU
Por:

El primer ministro británico, Boris Johnson, confesó que aunque él y su amigo, el presidente Donald Trump, estaban “entusiasmados” sobre un acuerdo comercial posterior al Brexit, advirtió que Estados Unidos sería un negociador duro.

Trump prometió un gran acuerdo comercial para Gran Bretaña después de que abandone la Unión Europea, pues,  opinó, este bloque ha sido un lastre para la capacidad de Londres de llegar a un buen pacto con Washington.

Enfrentado a la delicada tarea de calmar a los aliados europeos, sin enojar a Trump en el G7, Johnson afirmó que había grandes oportunidades para las empresas británicas en el mercado estadounidense; pero insinuó diferencias entre las partes.

El tratado comercial entre Estados Unidos y Reino Unido dentro de un año, después del Brexit, será estricto, comentó el primer ministro Johnson, y agregó que Washington tendría que relajar algunas políticas “proteccionistas”.

“Quieren hacerlo dentro de un año, me encantaría hacerlo dentro de un año, pero ése es un calendario muy rápido”, respondió a la cadena Sky News, ayer.

Anteriormente, antes de que los dos líderes comenzaran una reunión bilateral centrada en el comercio, Trump compartió que esperaba discutir grandes números con Johnson.

“Haremos un acuerdo comercial muy grande, más grande de lo que hemos tenido con Reino Unido. En algún momento no tendrán el obstáculo de la UE, no tendrán el ancla alrededor del tobillo, porque eso es lo que tenían”, declaró.

“Estoy muy preocupado por el proteccionismo (de Trump) y la creciente guerra comercial entre Estados Unidos y China. Quien respalda los aranceles se arriesga a incurrir en la culpa de la desaceleración de la economía mundial”

Boris Johnson

Primer ministro británico

Con menos de tres meses hasta la fecha límite del 31 de octubre, todavía no está claro cómo, cuándo o incluso si Gran Bretaña abandonará la UE. La incertidumbre en torno al Brexit, el movimiento político y económico más importante de la posguerra de Reino Unido, ha dejado a los aliados e inversionistas horrorizados y a los mercados, agitados.

Gran Bretaña aún no ha acordado ningún tipo de pacto de salida para suavizar el divorcio entre la quinta economía más grande del mundo y su mayor socio comercial, lo que aumenta el temor a la escasez y la interrupción generalizada de servicios para sus ciudadanos.

Los opositores temen que el Brexit empobrezca a Gran Bretaña y divida a Occidente, a medida que lucha con la presidencia no convencional de Trump y la creciente asertividad de Rusia y China.

Trump y Johnson se encontraban en Biarritz, donde se reúnen los representantes de las naciones más industrializadas, donde han surgido fuertes diferencias por el proteccionismo comercial.

A su llegada el pasado sábado, Johnson alertó de la creciente guerra comercial entre EU y China; expresó que estaba “muy preocupado” por el crecimiento del proteccionismo. “Quienes respaldaron los aranceles se arriesgaron a incurrir en la culpa de la desaceleración de la economía mundial”.

Sentado frente a Trump, ayer, Johnson elogió el desempeño de la economía estadounidense: “pero sólo para registrar una nota débil, similar a una oveja, de nuestro punto de vista sobre la guerra comercial, estamos a favor de la paz comercial en general”. La preferencia de Londres es un acuerdo de libre comercio integral, según funcionarios británicos; mientras que el asesor de seguridad de Trump, John Bolton, habló de un enfoque por sector.

También te puede interesar:

http://www.3.80.3.65/mundo/canada-y-estados-unidos-elogian-t-mec-en-cumbre-del-g7/

http://www.3.80.3.65/mundo/mallorca-espana-accidente-choque-helicoptero-avioneta-muertos/