Minimiza riesgos en contratación de personal y proveedores

Black Trust, transforma el modelo de gestión laboral con IA

Bruno Blackmore, CEO de la firma mexicana, asegura que el robo de identidad ha crecido 70%; se llega a perder hasta 5 mmdp por ilícito

Bruno Blackmore,  CEO de BlackTrust,  platica con La Razón.
Bruno Blackmore, CEO de BlackTrust, platica con La Razón.Foto: Especial
Por:
  • Alina Archundia

BlackTrust, es una compañía mexicana que apostó, desde hace ocho años, al desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA) encargada de identificar y minimizar riesgos corporativos en contratación de personal y proveedores; así como relación con socios, en procesos de fusiones y adquisiciones.

En entrevista con La Razón, el CEO de BlackTrust, Bruno Blackmore, expuso que los esquemas de trabajo a distancia han modificado los modelos de gestión laboral, lo cual la compañía que dirige tomó como una oportunidad para participar y crear soluciones como BlackTrust.

Incluso, menciona que estos nuevos esquemas de empleo se usan para entrevistas de reclutamiento laboral, donde uno de los mayores riesgos es la suplantación de identidad.

En México prevalece el rechazo al cambio y la adopción de nueva tecnología, se tienen que romper con esos paradigmas

Bruno Blackmore
CEO de BlackTrust

“Estos nuevos modelos detonan nuevos riesgos para las empresas, como suplantación y robo de identidad desde la etapa de contratación de personal, lo que deriva otro tipo de peligros para la seguridad de las compañías como exponerse a lavado de dinero y robo de información industrial”, señaló el directivo.

El CEO de la empresa tecnológica expuso que el robo de identidad se incrementó 70 por ciento durante la pandemia, lo que significaría que en México habría pérdidas anuales por 5 mil millones de pesos contra las empresas por este delito.

¿Qué es BlackTrust y qué ofrece a las empresas? Con BlackTrust hemos creado una plataforma que permite llevar a cabo evaluaciones integrales de los antecedentes de las personas, y al mismo tiempo la tecnología que desarrollamos permite a las empresas corroborar que esa persona realmente sea quien dice ser.

¿Cuáles son las empresas que actualmente están usando esta tecnología? Son empresas de todo tamaño, nacionales y multinacionales, así como extranjeras. Estamos en México y en diez países más y hemos evaluado a seis millones de personas desde hace ocho años que se creó la empresa; tenemos la capacidad de hacer alrededor de tres mil evaluaciones diarias.

Prácticamente prestamos servicios a todos los sectores industriales, pero los principales demandantes del servicio son logística, bancario, financiero, retail y el sector manufacturero.

¿Cuáles serían las principales características que distinguen a BlackTrust? En primera instancia somos un filtro para escoger al mejor candidato, posteriormente evaluamos los riesgos que puede tener la empresa a través de clientes, proveedores e incluso socios y en el caso de empresas financieras, estamos presentes en todo lo relacionado a la seguridad , específicamente bajo la ley de protección de datos, lavado de dinero y terrorismo.

¿Qué tan avanzado está el proceso de reclutamiento de las empresas mexicanas a través de las nuevas tecnologías? Aún es muy “manual”. Todavía no involucran mucho a la tecnología en los procesos de selección y reclutamiento, por lo que antes de la pandemia todo el camino era presencial e incluso, hasta intrusivo porque la empresa mandaba a su gente a visitar el hogar del candidato.

Pero durante la contingencia sanitaria ya no fue posible, además de que eran técnicas muy lentas, caras, intrusivas y poco asertivas. Todo esto originó que hubiera muchos procesos manuales con información que no se podría corroborar y ahí fue cuando se empieza a dar a suplantación y robo de identidad.

“Cuando llega la pandemia, todos los trámite se vuelven digitales y cuando los “gánsteres” empiezan a hacer de las suyas, c non lo que se incrementó a 70 por ciento el robo de identidad; es decir se duplicó de los niveles registrados antes de la pandemia”.

¿Cuáles son los motivos más frecuentes por lo que una persona le roba a identidad a otra? Para conseguir trabajo, para hacer trámites o conseguir préstamos. Se da el caso de empleados que roban la identidad de los clientes sacar préstamos sin que éstos se den cuenta y después desaparecen con el dinero.

¿Faltó prevención y visión por parte de las empresas para prevenir este delito? Así es. Las empresas no fueron capaces de invertir en una prevención del fraude al llevar a cabo sus trámites de manera digital y remoto y ahora están pagando las consecuencias.

¿Cuánto les ha costado a las empresas está falta de prevención? De acuerdo a la Condusef, hay pérdidas anuales de 5 mil millones de pesos anuales tan solo por robo de identidad, mientras que el Banco de México dio a conocer que en 2020, México ocupó el octavo lugar de delitos de identidad a nivel mundial y el segundo en América Latina.

Por tanto, las empresas tienen pérdidas materiales, estratégicas y de operación, pero principalmente, la reputacional y esa no está cuantificada porque al contratar a la persona equivocada quien queda mal es la empresa, no la persona. Ese es de los riesgos asociados que llevan más impactos.

Sin uso de tecnología para seleccionar y reclutar personal otra de las consecuencias es la rotación. El costo del proceso de una sola persona es de tres veces mayor a lo que va a ganar. Y ese gasto no lo detecta la empresa.

¿Cuáles son las etapas donde una empresa debe invertir en sus procesos de selección y reclutamiento? Prevención, detección e investigación. Pero las empresas invierten primero en la investigación; es decir, “cuando el niño ya se ahogó”, luego invierten en la detección, es decir “voy a ver quién me está robando y muy, muy pocas empresas asignan presupuesto a la prevención.

Las empresas en México, apenas están empezando a utilizar la tecnología para mitigar estos riesgos, mientras los delincuentes van unos pasos adelante.

¿La inteligencia artificial es sólo para grandes empresas? No. Se tiene La mala concepción de que son para empresas que tienen presupuesto grandote, pero más bien está relacionado que en México todavía prevalece el rechazo al cambio y la adopción de nueva tecnología y se tienen que romper con esos paradigmas.

Hay plataformas sumamente accesibles para hacer todos los soportes de una empresa, además de la falta de capacitación digital para tener una adaptación más activa.