Devaluacion del peso aumenta precio de productos importados

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fuente Banamex

El principal riesgo para la economía mexicana es que la depreciación que tiene el peso frente al dólar, de casi un 12% en lo que va del año, siga en aumento y se traslade a los precios de los productos, principalmente a los bienes durables, como electrodomésticos, autos y electrónicos, coincidieron el Banco de México (Banxico) y analistas financieros.

De seguir la devaluación del peso, entre septiembre y noviembre se daría un incremento del precio de algunos productos durables, como los importados, incluso después de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) incremente sus tasas de interés, indicó el especialista en economía del Tecnológico de Monterrey, Raymundo Tenorio.

Para el analista económico, el daño comienza desde que nuestro país importa materias primas, como bienes intermedios y bienes finales, y dicha facturación de componentes se tiene que realizar en dólares, en consecuencia, se tienen que pagar más pesos al costo adicional de los productos, que están en dólares.

Ante una eventual mayor apreciación del dólar, el economista de BBVA Bancomer, Iván Martínez, manifestó que antes de la reunión de la Fed, a realizarse el próximo 17 de septiembre, las condiciones del mercado serán “muy volátiles”, de tal forma que las depreciaciones del peso podrían continuar.

Cabe mencionar que al cierre de la jornada del miércoles, el dólar americano alcanzó una cotización de 16.90 pesos por unidad, debido a una inminente subida de tasas de la Fed, así como a la espera de un incremento en las perspectivas económicas de Estados Unidos, lo cual refuerza la salida de inversionistas hacia el mercado norteamericano.

Para contener esta depreciación, el Banxico inyectó 233 millones de dólares en el mercado, a través del mecanismo de subastas diarias, aunque hubo una demanda de 487 millones de dólares.

De acuerdo con los datos del instituto central, se subastaron 200 millones sin un precio mínimo, es decir, sin considerar la depreciación de la moneda; mientras que al cierre inyectó otros 33 millones al registrarse una pérdida de más de 1 por ciento en el tipo de cambio.

En medio de este entorno volátil, el gobernador del Banxico, Agustín Carstens, reafirmó que implementarán todas las medidas para evitar que la depreciación del peso afecte a la inflación, que continúa en niveles bajos, y utilizarán las medidas adoptadas para proteger a la moneda mexicana del dólar.

El académico del Tecnológico de Monterrey, Campus Santa Fe, aseveró que la depreciación de la divisa mexicana ha beneficiado a inversionistas de otros países, pues ejemplificó que el capital extranjero en 2013 era de 48 mil millones de dólares; en 2014, de 50 mil millones y actualmente son 61 mil millones de dólares, lo cual les genera “muy buenos rendimientos ante apreciación del dólar”.

En cuanto a las subastas del Banco de México, acotó que persiste el temor del banco central por subastar más dólares, y no debería, pues “los capitales entran y salen”; no obstante, la limitada venta de dólares solo eleva el nerviosismo en el mercado cambiario.