Empobrece a 1.7 millones de personas el alza en 41 alimentos

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

La carne de res, pollo, cerdo, el huevo, leche, pan y refrescos son los alimentos con mayor aumento en su precio, lo cual impacta a las familias de menos recursos, pues sin estos incrementos “el costo de la canasta alimentaria se habría reducido 5.1 por ciento durante 2014, y se habrían reportado 1.7 millones de personas menos en condición de pobreza alimentaria” indica el Banco de México (Banxico).

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de enero de 2014 a julio de 2015, el precio de la canasta básica se ha incrementado en 1.23 por ciento; mientras que productos como la carne lo ha hecho en 16.12 por ciento, las frutas en 1.83 por ciento, el pan en 1.58 y el refresco en 4.61 por ciento.

El precio de la canasta alimentaria en zonas urbanas fue de mil 289 pesos, mientras que en lugares rurales se cotizó en 906 pesos en promedio durante julio de este año, de acuerdo con información del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En un análisis realizado por el Banxico, denominado “Dinámica de precios, bienes y pobreza”, se especifica que los niveles de precios al consumidor, más elevados, significan mayor inflación y afecta el poder adquisitivo.

De esta manera, el banco central analiza el índice nacional de precios al consumidor (INPC) de 2006 al 2014, indicador con el cual se mide la inflación y el incremento de los precios. En el cual detecta que de 80 bienes alimenticios (mercancías alimenticias y agropecuarios), en 41 productos de este rubro se detectó evidencia de alzas en los precios al consumidor.

Entre las principales conclusiones de estos incrementos, el Banxico reporta que son mayormente absorbidos por los hogares de ingresos más bajos, los cuales destinan el 33 por ciento de su gasto total en alimentos y casi la mitad de esos recursos a bienes identificados con precios al alza.

Si no hubieran existido estos incrementos de alrededor de 41 productos, habría habido un incremento en el poder adquisitivo de los hogares urbanos del primer quintil en 686 pesos en 2014.

Mientras que, los menores niveles de precios en los productos alimenticios hubieran significado una reducción de 5.4 por ciento en el costo de la canasta alimentaria que mide el Coneval, “lo que habría implicado 1.7 millones de personas menos de pobreza alimentaria”, acotó.