Vigilancia de Fuerzas Armadas en aduanas y puertos debe ser temporal: Coparmex

El organismo empresarial considera que una democracia madura no debe delegar tareas sustanciales de la economía y de la gobernanza a militares

aduanas
Garita de Otay, el tercer acceso comercial más importante entre México y Estados Unidos con un cruce de 800 mil camiones cada año.Foto: Cuartoscuro
Por:

El gobierno federal sumó a las Secretarías de Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar) más asignaciones fuera de sus tareas naturales: el control de puertos y aduanas del país, misma que debe ser subsidiaria y temporal, señaló la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En un comunicado, el organismo patronal recordó que las Fuerzas Armadas ya cumplen otras funciones fuera de sus atribuciones naturales, como al combate al robo de hidrocarburos, control de la migración, construcción del aeropuerto de Santa Lucía y seguridad de sucursales del Banco del Bienestar.

“Consideramos que la participación de las Fuerzas Armadas en las tareas de la administración pública debe ser subsidiaria y temporal. Una democracia madura, con gobiernos civiles, no debe delegar de forma definitiva tareas sustanciales de la economía y de la gobernanza en los cuerpos militares. Hacerlo, implica una regresión política al primer decalustro del Siglo XX”, manifestó el organismo que dirige Gustavo de Hoyos.

El viernes pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció, en su conferencia matutina desde Manzanillo, Colima, que la vigilancia y administración de las aduanas terrestres y marítimas, así como de los puertos, estará a cargo de elementos de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina. “Es rescatar las aduanas. Vamos a actuar limpiando, renovando todo el sistema de aduanas y de puertos del país”, anunció.

La Coparmex propuso al gobierno federal cuatro medidas para combatir el tráfico de drogas, armas ilegales y dinero, así como la corrupción en las aduanas y puertos.

  1. Acciones claras para que los vínculos entre la delincuencia organizada y el personal de aduanas de los cruces fronterizos y puertos se rompan.
  2. Actuación de las Fuerzas Armadas con estricto apego a ley y respeto a los Derechos Humanos, con supervisión de la Secretaría de Hacienda.
  3. Que el control fronterizo aduanero sobre la exportación, importación y el tránsito de armas de fuego y explosivos esté bajo un sistema anticorrupción.
  4. Habilitación de puntos adicionales de inspección en cada uno de los cruces fronterizos para no provocar cuellos de botella y tener mejor efectividad de inspecciones en los vehículos que acceden a México.

La Coparmex aseguró que es importante contar con un factor de apertura y comunicación con los diversos entes productivos, así como cuidar y fomentar la seguridad para combatir el comercio ilegal, especialmente en contexto de la entrada en vigor del T-MEC, próximamente el acuerdo con la Unión Europea (TLCUEM), y la recuperación de la crisis por COVID-19.

kl