La crisis barre con los micronegocios

Prohíben fiestas de Navidad y Año Nuevo en Somalia
Por:

Por Karla Ponce

El impacto de la crisis económica en el sector productivo se evidencia en el cierre de locales comerciales en avenidas, plazas e incluso centros comerciales. Estadísticas de la Asociación Latinoamericana de Micro, Pequeños y Medianos Empresarios (Alampyme) revelan que cuatro de cada 10 microempresas en el país opta por bajar sus cortinas o sumarse a la informalidad a consecuencia de la recesión.

Pedro Salcedo García, presidente del organismo, aseguró que la economía informal sigue en ascenso debido a que es la única alternativa que tienen los microempresarios para ahorrar algunos costos. “Las ventas no alcanzan para pagar ni los impuestos”.

Sara Martínez lo sabe. Esta empresaria nunca imaginó que su cafetería cerraría de forma definitiva hace dos meses debido a la reducción de ventas.

“El consumo no permitía pagar la renta, después ya ni siquiera los insumos, por eso decidimos concluir operaciones”, explica en charla con La Razón.

Pero ella no es la única. Samuel Romero invirtió su jubilación en la compra de una franquicia que ofertaba todo a un sólo precio. Recuperó su inversión en menos de seis meses e incluso pensaba en la apertura de una segunda unidad pero la crisis saboteó su sueño.

Este emprendedor señala que a partir de agosto del año pasado las ventas comenzaron a bajar hasta que fue imposible a solventar el sueldo de los colaboradores, además de gastos fijos como la luz o renta. “Yo ponía de mi bolsillo”.

Seis meses fueron suficientes para desistir. “Si la agente no tiene para comer, menos para comprar productos de impulso, ya sólo se gasta en lo básico”, afirma.

¿El camino? Traspasar la franquicia para recuperar su capital. ¿Qué hizo con el dinero? Compró un taxi seminuevo que ahora maneja por las mañanas y en las tardes renta a un chofer.

100 mil negocios han bajado sus cortinas en territorio nacional durante el primer cuatrimestre del año.

400 mil empresarios de este sector optaran por la informalidad para poder sostener su actividad.

asc