Mas empleos… informales

Más empleos… informales
Por:

Por Karla Ponce

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) advirtió que el país requiere medidas urgentes para estimular la actividad productiva formal, así como controlar los efectos de un posible aumento en los precios públicos.

Indicó que los ajustes anunciados recientemente al presupuesto público podrían desencadenar un incremento de precios y tarifas públicas como la gasolina y el agua.

Un fenómeno negativo para el desarrollo nacional debido a que “si las presiones sobre los precios aumentan, la necesidad de aumentar las tasas de interés crece, lo cual contrastaría con el estímulo de la actividad económica que se busca con una política de tasas a la baja”.

Razón por la que llamó a realizar las reformas estructurales que requiere el país de forma inmediata pues consideró que de no acelerarlas el gobierno

“no asegura una mejora en el bienestar de la población, ni avances significativos en la reducción de la pobreza”.

Economía informal, en ascenso. La pérdida masiva de empleos formales ha incrementado el trabajo informal debido a que constituye una fuente de ingresos alterna.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señalan que la tasa de ocupación en el sector informal durante el primer trimestre de 2009 se ubicó en 28.2%, con lo que un total de 12.1 millones de personas se encuentran en esta circunstancia, 218 mil personas más respecto al año anterior.

Sin embargo, el CEESP advierte que la cifra puede ser mayor si se considera como indicador el número de trabajadores que carecen de acceso a instituciones de salud.

En su análisis semanal, señala que esta cifra en el último trimestre de 2008 representaba 62.5% de la población ocupada, mientras que para el primer trimestre de 2009 el porcentaje se elevó a 63.4% con lo que 27 millones 218 mil 690 personas carecen de este servicio.

Señaló que es preocupante que este incremento se transforme en un efecto permanente ante la incapacidad de generar empleos formales conforme crece la población debido a que este sector no paga impuestos, tiene acceso reducido al crédito, carece de capital además de una instrucción que les permita ser tan productivos como los negocios formales.

“Como los trabajadores informales carecen de beneficios para la salud y otras garantías, tienen que ahorrar más para poder afrontar situaciones de emergencia, por lo tanto tienen menos ingreso disponible para gastar, lo cual reduce a su vez la tasa de crecimiento económico”, explicó.

Ante ello, consideró urgente sentar la bases que garanticen una recuperación ágil y generadora de empleos formales enfocadas no sólo revertir la crisis, sino que solucione el componente estructural.

asc