México, expuesto a volatilidad por lazos comerciales con EU

México, expuesto a volatilidad por lazos comerciales con EU
Por:

La estrecha relación comercial y financiera que tiene México con Estados Unidos y otras economías internacionales “expone al país a choques externos”, como la volatilidad del mercado bursátil y el tipo de cambio, ocasionada recientemente por la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (evento conocido como Brexit) o la caída de los precios del petróleo, indica un reporte de Moody’s Investors Service.

De acuerdo con el documento, las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) de la Unión Americana e incluso las acciones de otros organismos globales, como el Fondo Monetario Internacional, también han repercutido en las finanzas y en la economía del país.

Ante este panorama, la respuesta del gobierno mexicano fue un ajuste de políticas fiscales y monetarias durante la primera mitad de 2016. El pasado 24 de junio, el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, anunció un recorte al Presupuesto de Egresos Federal (PEF) por 31 mil 700 millones de pesos (unos mil 700 millones de dólares, o 0.15 por ciento del PIB). La mayoría de las reducciones se harán al gasto corriente.

Después del anuncio de Hacienda, el Banco de México (Banxico) hizo modificaciones a su política monetaria, al aumentar su tasa de interés en 50 puntos base para dejarla en 4.25 por ciento; el objetivo de este movimiento fue controlar la reciente depreciación del peso mexicano.

Además, el Fondo Monetario Internacional (FMI) subió la línea de crédito flexible (FCL, por sus siglas en inglés) que tenía México, la cual mejorará la capacidad del país para manejar estos choques externos.

En mayo, el FMI otorgó una línea de crédito a dos años, la cual ya se encuentra a disposición del gobierno. El monto nominal aumentó de 67 mil a 88 mil millones de dólares; esto “permitirá que México tenga mayor acceso a recursos en tiempos de volatilidad de los mercados financieros”, indica el análisis.

La calificadora estima para México un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 2.5 por ciento al cierre de 2016 y también para 2017, debido al peso que ejercen de las medidas de restricción fiscal y monetaria sobre la actividad económica.

La volatilidad de los indicadores financieros también podría afectar el crecimiento y aumentar los riesgos, en línea con la perspectiva negativa para la calificación soberana, dijo Jaime Reusche, vicepresidente y analista senior de Moody’s.

Explicó que el resultado preliminar del PIB para el segundo trimestre muestra una desaceleración, de 2.6 a 2.4 por ciento respecto al trimestre anterior,debido a la disminución en la producción petrolera, pero también la volatilidad externa está provocando un efecto negativo.