PIB crece 2.2 % en 5 años; mayor a sexenios previos

México no está en recesión; se vislumbra crecimiento en 2020: Cepal
Por:
  • lindsay_h._esquivel

Organismos internacionales, como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), y varias agencias calificadoras, han destacado la resiliencia de la economía mexicana ante los choques externos. La caída en los precios globales del crudo, la depreciación del tipo de cambio y las amenazas del nuevo gobierno de Estados Unidos (principal socio comercial) no mermaron el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), que subió 2.3 por ciento en la primera mitad de 2017 y 2.2 por ciento en cinco años de este gobierno.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el alza del PIB, en lo que va de la administración de Enrique Peña, es superior a lo obtenido por los gobiernos panistas en el mismo periodo. Es decir, en los primeros cinco años de Vicente Fox el crecimiento económico fue de 1.75 por ciento y con Felipe Calderón de 1.8 por ciento.

“La economía mexicana ha resultado más resiliente de lo que se esperaba, con dos trimestres positivos de crecimiento este año”. Alicia Bárcenas, Secretaria ejecutiva de la Cepal

El consenso de los analistas encuestados por Citibanamex estima que el PIB de 2018 estará cercano al 2.2 por ciento, por lo que de cumplirse esta previsión y si se considera el cierre del sexenio, el gobierno de Peña Nieto registrará una expansión de 2.17 por ciento, similar al calderonista.

“Con el dato de crecimiento se resalta la resiliencia de la economía mexicana, sobre todo en el sector comercial y manufacturero”, dijeron expertos de Monex.

Mientras que en días pasados, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcenas, reconoció que pese al nerviosismo por el nuevo gobierno de EU, en materia de cambios fiscales, migratorios y comerciales, “la economía mexicana ha resultado más resiliente de lo que se esperaba, con dos trimestres positivos de crecimiento este año”.

Si bien en el actual gobierno no se hacontraido el PIB, la iniciativa privada advierte que en 20 años el crecimiento del país ha sido de 2.6 por ciento, lejos del requerido para beneficiar a la población.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) afirmó que si bien la evolución de la economía es estable, “crecer alrededor de 2.5 por ciento no tiene nada de extraordinario ni nos lleva a una etapa de expansión”.

Reto: bajar inflación. La variable macroeconómica que no ha podido sortear los embates del exterior es la inflación, que tiene un nivel de 6.6 por ciento, el más elevado en los últimos 15 años, como consecuencia de la depreciación del tipo de cambio y la liberalización de los precios de las gasolinas.

Cabe destacar que desde 2016, la cotización del peso frente al dólar se ha visto golpeada por la aversión al riesgo de los inversionistas; por un lado la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea y, por otro, la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos y sus amenazas contra el país, han afectado el mercado.

En su acumulado a 12 meses, el peso ha perdido 4 por ciento de su valor frente a la divisa estadounidense; factor que ha incidido en un encarecimiento de las mercancías, lo que se conoce como “traspaso del tipo de cambio”.

A lo anterior se añade la liberalización de los precios de los energéticos, los cuales se elevaron a principios de 2017.

Para contener el alza en la inflación, el Banco de México ha aplicado medidas de ajuste a las tasas de interés, la cual se encuentra en 7 por ciento. Altas tasas limitan el consumo, lo cual favorece en la formación de precios.