La violación a derechos humanos durante la contingencia sanitaria

El problema jurídico-laboral por el Covid-19
Por:
  • antoniof-columnista

“La información es liberadora”

Kofi Annan

La Secretaría de Gobernación a través de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, expidió un documento importantísimo para conocer las violaciones a derechos humanos durante la contingencia sanitaria por COVID-19, el cual nos muestra las diversas violaciones y analiza los alcances de las facultades de los gobiernos locales respecto de la pandemia.

El documento destaca que las medidas tomadas deben diferenciar las poblaciones en riesgo, por ejemplo las personas migrantes y las privadas de su libertad, protegiendo a los grupos agredidos y discriminados, como son el personal de salud y las personas contagiadas con COVID-19; para ello se debe combatir la desinformación, garantizando la información veraz y oportuna.

El informe señala que la emergencia no representa un estado de excepción, ni suspensión de garantías, por ello no se pueden cerrar carreteras, caminos ni ninguna vía de comunicación, ya que atenta contra el derecho al libre tránsito consagrado en el artículo once de nuestra Constitución Política. Tampoco pueden las autoridades locales imponer la obligatoriedad del resguardo domiciliario, por ser una medida lesiva y desproporcional, cuya facultad le corresponde al Consejo de Salubridad General. El propio informe enlista a los gobiernos de los Estados y Municipios que se han excedido en el uso de sus facultades.

Dentro de las violaciones a los derechos humanos se encuentran las agresiones contra personal del sector salud, de las cuales se han documentado 47 casos; muchos

de los agresores han sido detenidos y vinculados a proceso. Resulta paradójico que haya personas que agreden al personal de salud, siendo ellos los que están arriesgando su vida por salvar otras vidas.

El informe también señala que la negación de atención médica sin fundamento, aunque ha sido mínima, puede representar un problema en unos días, cuando se encuentren saturados los hospitales, puede generar responsabilidad civil médica, pudiendo denunciar por responsabilidad al personal hospitalario.

Otro caso particular y muy relevante de violación a derechos humanos refiere a la violencia intrafamiliar, que si bien el encierro puede sacar lo mejor de las personas también se puede expresar lo peor; los ejemplos más frecuentes consisten en violencia contra la pareja, contra los hijos o contra los padres; puede ser física o sicológica, y por las circunstancias en las que estamos viviendo es difícil denunciar, por ello las autoridades deben de ampliar sus sistemas de denuncias en línea, para canalizar estos casos de violencia.

Los migrantes tienen un apartado muy importante, en virtud de que México es un país receptor; no obstante que en el mes de marzo la migración bajó el 67% con respecto al año de 2019, y derivado de la pandemia se emprendió un programa de repatriación, por lo que de 3,759 migrantes que se tenían en marzo, hoy solo quedan 106 migrantes. Sin duda el documento nos proporciona gran información y define facultades, pero faltó que brindará soluciones a los problemas planteados.