Avatar del Arturo Damm Arnal

Arturo Damm Arnal

Por algo se empieza (III)

Pesos y Contrapesos

Arturo Damm Arnal
[MISSING]binding.image.description
Por:

La semana pasada, lunes y martes, titulé estos Pesos y Contrapesos Por algo se empieza y Por algo se empieza (II). Esta entrega es la tercera con la misma temática, razón por la cual la titulo Por algo se empieza (III).

En la primera entrega escribí: “En mayo, con relación a abril, los resultados en materia de actividad industrial, turismo y comercio exterior, tanto por el lado de las exportaciones como de las importaciones, fueron menos malos. Por algo se empieza”.

En la segunda entrega escribí: “En enero y febrero se crearon, en el sector formal de la economía, respectivamente, 68 mil 955 y 123 mil 139 nuevos puestos de trabajo. En marzo, abril, mayo y junio se perdieron, correspondientemente, 130 mil 593; 555 mil 247; 344 mil 526; 83 mil 311. Sumamos ya dos meses consecutivos, mayo y junio, con una menor pérdida de puestos de trabajo en el sector formal de la economía, y la pérdida de junio fue la menor desde que, en marzo, empezaron a perderse. Por algo se empieza”.

Los resultados siguen siendo malos, pero ya no tan malos, primer paso para que, cuando llegue el momento, comiencen a ser buenos. Antes de mejorar debemos empeorar menos. Y en esas estamos.

Ya tenemos los indicadores del sector manufacturero para mayo y, de tres variables consideradas, en mayo con relación a abril, en términos mensuales (comparando con el mes anterior) en una empeoramos menos, en otra mejoramos, y en otra empeoramos más.

Con relación al personal ocupado en abril se registró una caída del 1.9 por ciento (menos 2.0 obreros, menos 1.7 empleados). En mayo la caída fue menor, del 1.8 por ciento (menos 1.9 obreros, menos 0.7 empleados). Resultado: menor empeoramiento.

En materia de horas trabajadas en abril se registró una caída de 28.6 por ciento (menos 31.3 obreros, menos 24.1 empleados). En mayo la caída se convirtió en aumento, del 5.7 por ciento (6.9 obreros, 4.3 empleados). Resultado: mejora.

Por último, en lo relacionado con remuneraciones, en términos reales (descontado el efecto de la inflación), en abril registraron una baja del 2.1 por ciento (menos 3.8 salarios, menos 0.2 sueldos, más 0.1 prestaciones). En mayo la contracción fue mayor, del 2.2 por ciento (menos 1.8 salarios, menos 3.6 sueldos, menos 0.6 prestaciones). Resultado: mayor empeoramiento considerando las remuneraciones en su conjunto, pero debiendo destacar la menor caída en salarios: 1.8 en mayo contra 3.8 en abril, que tuvo como contrapartida la mayor caída en sueldos: 3.6 en mayo contra 0.2 en abril.

En mayo, comparando con abril, los resultados en materia de actividad industrial, turismo, comercio exterior y sector manufacturero fueron, en térmos generales, menos malos. En junio la pérdida de empleos formales fue menor que en mayo y abril. Por algo se empieza.