Jueves 3.12.2020 - 17:07

Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Siguiéndole la pista al dinero

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana Belsasso
Por:

La frase “sigue el dinero” se hizo célebre en la película: Todos los hombres del presidente, que recreó la historia de los periodistas estadounidenses Woodward y Bernstein, que destaparon el escándalo Watergate. La frase cobra vigencia porque, siguiéndole la pista al dinero y golpeando sus finanzas es la única manera de poder debilitar de forma real a los grupos criminales.

Sin dinero no pueden operar, comprar armas, pagar sicarios e, incluso, sobornar a algunas autoridades a cambio de protección.

Cuando una organización criminal es cercada en sus finanzas no puede seguir operando. Lo vimos claramente con el caso de José Antonio Yépez Ortiz, el Marro, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, quien a principios de esta administración manejaba millones de dólares, principalmente provenientes de dinero de la venta ilegal de hidrocarburos.

Conforme se fue cercando y congelando o decomisando sus bienes, toda esa estructura se debilitó. Finalmente fue detenido mientras realizaba un secuestro de bajo monto.

Ésa es la estrategia que se ha querido hacer con otros grupos criminales.

Con un trabajo intenso de inteligencia, esta semana se dio un duro golpe contra el Cártel Jalisco Nueva Generación. En el operativo llamado Operación Zócalo, presentado el pasado martes 13 de octubre, se lograron congelar mil 352 cuentas financieras ligadas a 14 organizaciones delictivas que operan en la Ciudad de México, entre ellas, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y La Unión Tepito.

El trabajo coordinado entre las autoridades federales y locales de la CDMX permitió golpear a los grupos criminales en sus finanzas, al congelarles cuentas bancarias por más de 2 mil 688 millones de pesos.

La mayoría de esas organizaciones se dedican a la venta y distribución de droga, extorsión en la modalidad de cobro de piso, privación ilegal de la libertad, cohecho, robo y homicidio.

El secretario de Seguridad Ciudadana de la CDMX, Omar García Harfuch, señaló que, en coordinación con la Unidad de Inteligencia Financiera, de septiembre de 2019 a la fecha se han neutralizado 61 objetivos prioritarios.

Mientras que el titular de la UIF, Santiago Nieto, detalló que gracias a los trabajos de inteligencia se logró identificar a mil 466 sujetos, de los cuales se generó un modelo global para determinar si tenían operaciones en el sistema delictivo; derivado de esta información, 14 grupos delictivos fueron encontrados y algunos ya se encuentran desarticulados.

Las 14 organizaciones identificadas son: La Familia Michoacana, La Unión Tepito, el CJNG, Fuerza Anti-Unión Tepito, Cártel de Tláhuac; Los Rodolfos, célula liderada por El Balín, Los Guerreros, Los Maceros, banda de secuestradores liderada por El Perro, Los Sinaloas, La Ronda 88, Los Benjas, Los Molina y el Cártel de los Beltrán Leyva, a través de la escisión llamada La Mano con Ojos.

Golpes de precisión

El pasado 9 de octubre elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana realizaron un operativo en la Central de Abastos, en la alcaldía Iztapalapa, en contra del narcomenudeo, donde fueron detenidas varias personas.Foto: Cuartoscuro

En otro operativo, desarrollado en forma conjunta con instancias del gabinete de seguridad nacional, se bloquearon mil millones de pesos a mil 683 personas que operaban recursos para el CJNG.

Y es que, además de golpear la estructura financiera, es importante desmantelar la corrupción judicial o ministerial que le brinda protección jurídica a los criminales, es por eso que lo relevante de esta operación es que se ubicaron dos cuentas que eran usadas para procedimientos jurídicos, como la promoción de juicios de amparo o para intervenir en audiencias, en las cuales se ubicaron movimientos por 2 millones de pesos en una y 80 millones de pesos en la otra.

Tras la investigación, fue detenido un magistrado: “En el caso del Cártel Jalisco se logró la detención de un magistrado federal que era el encargado de proporcionarles protección jurídica, que fue primero sorprendido por el Consejo de la Judicatura Federal, fue destituido, y a partir de una denuncia de la UIF y el otorgamiento de una orden de aprehensión solicitada por la Fiscalía Anticorrupción, se encuentra con prisión preventiva”, explicó Santiago Nieto.

Lo cierto es que, gracias a los trabajos de inteligencia de un grupo especial de la Fiscalía General de Justicia capitalina, en coordinación y colaboración con la UIF, se han logrado rastrear diversas rutas que utilizan los grupos criminales locales para el lavado de dinero.

Estos trabajos permitieron conocer que La Unión Tepito tiene casas de cambio, gasolineras, gimnasios, salones de belleza, lotes de venta de vehículos y complejos habitacionales, mientras que el grupo antagónico, la Anti-Unión Tepito, cuenta con restaurantes, fondas, chelerías, bares, cantinas, tiendas de ropa, spa y moteles de paso en la zona sur de la Ciudad.

Hasta julio de este año, a La Unión Tepito le habían sido decomisados 200 mil euros, 100 mil dólares y 16 vehículos de lujo; mientras que a presuntos integrantes del CJNG, en sólo dos golpes les quitaron más de 37 millones de pesos, dinero que aparentemente se utilizaría para la compra de armas de grueso calibre, con la finalidad de formar un brazo armado que opere directamente desde la Ciudad de México.

Tras el atentado contra Omar García Harfuch, los trabajos de inteligencia se han concentrado en desarmar y desactivar la estructura financiera del CJNG, además, se ha detectado que el cártel cuenta con departamentos en las alcaldías Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Cuajimalpa.

Pero estos trabajos de inteligencia no sólo han sido contra el CJNG, sino también contra el otro gran cártel de México, el de Sinaloa, de Ismael El Mayo Zambada.

Las investigaciones de la UIF permitieron conocer que el Cártel del Pacífico mantiene al menos cuatro empresas farmacéuticas, cerveceras, textileras y de fertilizantes como fachada para traficar fentanilo y ocultar transacciones desde Hong Kong, China y Taiwán; operaciones que realiza la organización sinaloense en Asia desde al menos una década.

Al revisar las transacciones financieras de estas empresas, la UIF identificó un “esquema de operatividad incongruente”, ya que los recursos ingresados en dólares en sus cuentas no permanecen durante un tiempo significativo y son retiradas de manera casi inmediata después de concretarse las transferencias.

A finales de marzo, la UIF informó que bloqueó 14 cuentas bancarias vinculadas al Cártel de Sinaloa y cuatro más relacionadas al narcotraficante Rafael Caro Quintero.

Sobre las cuentas relacionadas a Caro Quintero, se detalló que los movimientos inusuales de dinero permitieron detectar que están relacionadas con actividades ilícitas.

Al cierre del 2019, la UIF había congelado más de mil millones de pesos a cárteles, entre ellos el de Sinaloa. Tan sólo de este grupo, creado por Joaquín El Chapo Guzmán, sumaban 330 cuentas bancarias bloqueadas.

Trabajando con inteligencia y golpeando el sistema financiero de las organizaciones criminales es la única manera en que las autoridades pueden tener control sobre el territorio nacional y que estos criminales disminuyan sus actividades delictivas.