Avatar del IRALTUS l

IRALTUS

Optimización de la cadena de suministro

NUEVOS HORIZONTES

IRALTUS l
IRALTUS 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • IRALTUS l

La pandemia ha hecho evidente la necesidad de revisar y reconformar las cadenas de suministro para garantizar la operación de las empresas. Una gran cantidad de negocios ha sufrido el impacto de la complejidad de los mercados y de la incertidumbre, que se han reflejado en la interrupción de sus cadenas de suministro, por lo que se vuelve necesaria una reestructuración con miras a la resiliencia, que permita disminuir la vulnerabilidad de la operación. La optimización de la cadena de suministro puede fortalecer la resiliencia de las empresas.

En este sentido, y para facilitar la mitigación de riesgos, es importante enfocarse más que nunca, en tres factores fundamentales para la operación de las empresas.

1. Mejora de procesos

La mejora de procesos implica evaluar los procesos actuales, identificar riesgos potenciales que pudieran surgir a raíz de cualquier factor geopolítico y ejecutar planes para minimizar errores y vulnerabilidades. Esto debe instaurarse como un ciclo permanente. Una parte importante puede lograrse apoyándose en el avance tecnológico; la implementación de nuevas tecnologías genera ahorros, mayor eficiencia operativa y ventajas competitivas, en algunos sectores se han implementado innovaciones tecnológicas de proceso a un bajo costo, compensando la falta de precios competitivos, incluso al operar en un país con costos comparativos mayores.

Gráfico

2. Acercamiento de fuentes de suministro

La pandemia por Covid-19 ha obligado a muchas empresas, que ya contaban con una producción diversificada y vendían en mercados globales, a reubicar parte de sus cadenas de suministro mediante la regionalización de producción con fuentes de suministro más cercanas a los mercados finales. Esto traerá como resultado una recomposición del mercado y obligará a las empresas a posicionarse en el nuevo escenario mediante una mayor competitividad en calidad y precio.

3. Gestión de inventarios

Tradicionalmente, una de las opciones más utilizadas para proteger a la empresa de interrupciones en la cadena de suministro ha sido el mantener una cantidad adicional de inventario, de tal manera que se cuente con un margen de seguridad contra el impacto potencial de una interrupción en la cadena de suministro. Esta alternativa puede ayudar como escudo temporal; sin embargo, es trascendente evaluar el impacto que tiene en la generación de valor y asignar los recursos de manera óptima.

Cada empresa enfrentará la incertidumbre de manera diferente, el tipo de alternativas y el tiempo de adaptación estará en función de la resiliencia y de la capacidad de adaptación que muestre cada una.

Aunque es difícil prescribir un curso de acción específico para optimizar la cadena de suministro, existen algunos lineamientos generales a seguir:

  • Buscar y capturar ventajas competitivas de nuevas fuentes de suministro
  • Reinventar procesos
  • Reconocer los eslabones más vulnerables de la cadena
  • Explorar alternativas regionales de fuentes de suministro
  • Implementar nuevas tecnologías para la disminución de costos
  • Optimizar niveles de inventario