Avatar del Rozones l

Rozones

¿"Año de Hidalgo" en Zacatecas?

ROZONES

Rozones l
Rozones 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Rozones l

A un mes de asumir el poder en Zacatecas, el que advirtió que no permitirá que los actuales funcionarios hagan “su año de Hidalgo” fue el gobernador electo David Monreal. Y es que denunció que su equipo de transición detectó irregularidades en más de 200 movimientos del Fideicomiso Zacatecas, en los que terrenos estatales se ofrecen como “una ganga” —al 50 por ciento de su costo original— además de que se hizo una ampliación presupuestal por 10.4 millones de pesos. Monreal insistió que no tolerará actos de corrupción y llamó a que se detengan todos los procesos de notificación a partes contratantes, protocolizaciones notariales, firmas, celebraciones y concretizaciones de actos jurídicos respecto al proceso de venta de los predios. También dio cuenta de algo que no se sabe si es malo o peor para el gobernador saliente, Alejandro Tello. Y es que, dijo Monreal, todo se hizo a espaldas de éste. Uf.

• “No competí yo”: Ana Guevara

Con la novedad de que la titular de la Conade, Ana Guevara, quien en un principio pronosticó que la delegación mexicana traería 10 medallas de los Juegos Olímpicos de Tokio, ahora afirma que “el pronóstico”, es decir, su propio pronóstico, “no tiene palabra”. Y no sólo eso, sino que ante los cuestionamientos que en estos días le hacen por sus propios dichos, advierte que “no competí yo y no puedo garantizar los metales dentro del escenario deportivo”. Nos hacen ver que para evadir la responsabilidad de explicar lo que ocurrió en el proceso que concluyó en Japón, no debe extrañar que los funcionarios se apoyen en el recurso de derivar las críticas hacia los deportistas, cuando sobre éstos lo que hay es un amplio reconocimiento por su desempeño. En el caso de Guevara fue ella misma quien estableció los parámetros, y al final la cosecha de cuatro medallas quedó lejos. Aplica el dicho aquél, nos comentan, de que “más pronto cae un corredor...” ¿o cómo era?

• Y el semáforo es… naranja

Nos hacen ver que, ayer, el semáforo epidemiológico diseñado por el subsecretario Hugo López-Gatell habría dado un paso más hacia el desuso como una de las herramientas principales de control de la pandemia provocada por el Covid-19. Y es que, al ser interrogado sobre el color del semáforo que prevalece en la Ciudad de México, luego de que la Secretaría de Salud federal lo pusiera en rojo, y la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, lo dejara en naranja, el Presidente respondió: “Ya se decidió, porque corresponde al Gobierno de la ciudad, que se tiene semáforo naranja y eso es lo que se está llevando a cabo”. También dio cuenta de su visión sobre el manejo actual de la epidemia. “Lo importante es que no hay tantas restricciones, porque lo cierto es que ya es momento de que nos cuidemos, de que nosotros mismos nos cuidemos”. ¿Será que no es sólo que el subsecretario se haya atravesado en mal momento en el camino de Sheinbaum, sino el hecho de que los bonos políticos y técnicos del alguna vez denominado “rock star de la 4T”, pudieran estar ya un tanto agotados? Al tiempo.

• La reunión que viene

Así que antes de que finalice el año se prepara una reunión entre los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de Estados Unidos, Joe Biden, que representaría la primera desde que ambos son Jefes de Estado. Nos comentan que la visita sorpresiva de Jake Sullivan, asesor en Seguridad Nacional del gobierno estadounidense y cercano colaborador de Biden, tuvo ese propósito especial: concretar el encuentro entre ambos mandatarios. Por lo pronto, son muchos los temas que deberán poner sobre la mesa de la reunión: desde migración, inversiones en infraestructura en la frontera sur de México para frenar este fenómeno, seguridad, combate al Covid-19 y vacunas. De pasadita el tema de la demanda de nuestro país contra fabricantes de armas y otros tantos que quizá lo que falte para tocarlos todos seguramente sea tiempo.

• Duro llamado de atención a líderes de Morena

Un fuerte llamado de atención hizo ayer el Presidente a su partido y a sus bancadas legislativas, al cuestionar que en el periodo extraordinario de sesiones aprobado para desaforar a los diputados Saúl Huerta y Mauricio Toledo no se incluyera el tema de la ley reglamentaria del proceso de revocación de mandato. Sobre todo porque la realización de ese ejercicio que, se ha visto, es más que relevante para el Ejecutivo, sólo ha provocado la activación del líder de los guindas en el Senado, Ricardo Monreal, quien ya tiene una propuesta. “Ahora resulta que los legisladores no quieren la revocación del mandato, pero todos en general, ¿o no se han enterado de que hace falta la aprobación de esa ley reglamentaria?”, reprochó López Obrador. El mensaje presidencial hizo que hasta el dirigente de Morena, Mario Delgado, se reactivara para apurar un nuevo periodo extraordinario, que, como sea, ya se iba perfilando.

• El caso Huerta, 107 días después

Nos cuentan que los padres del menor que denunciaron por abuso al diputado Saúl Huerta realizarán este día un plantón afuera de la Cámara de Diputados en reclamo por la lentitud con la que se ha efectuado el retiro de inmunidad al legislador señalado. Esto, mientras los legisladores discuten el desafuero que, en caso de avalarse, permitirá a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México ejercer acción penal 107 días después de solicitarlo. De acuerdo con el dictamen de la Sección Instructora, la Fiscalía encabezada por Ernestina Godoy tiene pruebas sólidas para procesar al diputado poblano cuya defensa, en cambio, declinó presentar elementos a su favor. Sobre el desafuero de Huerta existe, nos anticipan, un amplio consenso entre todas las bancadas para aprobarlo, por lo que sería el primero al que se dé trámite en San Lázaro. Anoche incluso trascendía información de que corporaciones policiacas alistaban un operativo para detenerlo.