Ubaldo Díaz

Sin derecho a excluir: Monreal

LOS BAZUCAZOS DE UBALDO

Ubaldo Díaz*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Ubaldo Díaz
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Ubaldo Díaz

Nos dice el senador, “creo que ninguna persona, como él lo dice, tiene el derecho de excluir a nadie, ni en las Cumbres ni en los Foros ni en los procedimientos”, dijo el senador Ricardo Monreal, en torno a la celebración de la Cumbre de las Américas, en Los Ángeles, California, en el mes de junio.

“Y yo, simplemente respeto al presidente, le tengo admiración al Presidente y yo voy a seguir luchando, no voy a declinar en mi lucha a lograr una aspiración legítima, que me asiste la razón histórica, la razón moral”.

Empezó por el tema de los médicos cubanos, siguió con la Cumbre y de pronto ya estaba en el de las “Corcholatas” de López Obrador y la Sucesión Presidencial.

Yo quiero preguntar por qué se impediría mi participación, si tengo 25 años luchando con el Presidente, al lado del Presidente; quién podría decirme que no fui fundador de Morena y que estuve en la calle, promoviendo la formación de esta institución política; quién nos puede regatear y que hemos sido perseguidos en distintas épocas por luchar por Morena, y que ahora simplemente creo que la libertad y la democracia deben imperar en Morena, dijo el entrevistado.

Libertad y Democracia deben prevalecer en Morena: Monreal

Ricardo Monreal dijo que se debe cuidar que el procedimiento sea democrático, “aunque algunos creen que soy ingenuo, sí sueño con que sea democrático, aunque no lo esté siendo; pero mi lucha siempre ha sido adversa, nunca he sido cobijado o promovido por los poderosos o por el Gobierno”.

“Nunca he sido promovido o cobijado por las nomenclaturas políticas; siempre quienes me han cobijado e impulsado es la gente del pueblo y a ellos me someto”, expresó el senador quien, por cierto.

Y luego señala “voy a seguir luchando. No voy a declinar en mi lucha y voy a seguir hasta el final en una aspiración legítima que no es una ambición vulgar”, reiteró, quien es Coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado.

Y en otros temas, el líder senatorial afirma que la UNAM es una institución de excelencia, y se pone del lado de la Universidad Nacional, porque él es político temporal, pero siempre será maestro.

Reitera que no se va a enfrentar al presidente por sus opiniones, pero que él siempre estará del lado de la UNAM porque es una institución de excelencia

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado dijo que las expresiones de ¡presidente, presidente! Fuero espontaneas y las agradece y sutilmente cambió el tema hacia la gran posibilidad de Morena de ganar las próximas seis elecciones de gobernador.

Ricardo Monreal va a seguir luchando por ser el candidato de Morena a la presidencia, pues es una aspiración legítima.

Reitera que ninguna persona, ni el presidente, tiene derecho de excluir a nadie, ni en las Cumbres, los foros o los procedimientos electorales.

En Morena deben imperar la libertad y la democracia. Insiste en que tienen que cuidar que el procedimiento sea democrático, aunque lo califiquen de ingenuo.

Sobre la afirmación del presidente López Obrador en el sentido de que se debe cuidar a los delincuentes porque son seres humanos el legislador afirma tener una opinión y que actualmente en el Senado se está haciendo una revisión de la estrategia de seguridad pública para enriquecerla y mejorarla.

La sucesión presidencial comienza a acelerarse en algunas de las principales áreas políticas.

Se activan las alarmas, se promueven los aspirantes con permiso de hacerlo y aquellos que sienten que pueden volar solos y que no quieren quedarse rezagados ante los adelantados que ya trabajan por la nominación.

Conforme marca la liturgia política y se acercan los tiempos de la sucesión presidencial viene el reacomodo de grupos en favor de su aspirante preferido.

Se definen quienes serán los capitanes de cada agrupación y en torno a qué general se formarán, definiendo las preferencias de cada uno de esos que dedicarán su tiempo a promover la figura de su prospecto favorito.

Pero la euforia de la sucesión presidencial no abarca todos los territorios, ya que permea más entre los militantes del partido mayoritario, los que se cierran filas, para evitar intromisiones de personas ajenas a su grupo, se definen perfiles y se aceitan los goznes de la maquinaria que echarán a andar.

Unos forman comités de apoyo, otros buscan organizadores y revisan sus estructuras y también jalan adeptos y simpatizantes leales que resistan los poco más de dos años que faltan para el proceso electoral. Hay quienes recurren a la táctica de Arturo Montiel y Enrique Peña Nieto que se basaba en apoyar a las campañas políticas de los candidatos y candidatas a gobernadores y gobernadoras, para sellar compromisos de los apoyos que se requieran en los momentos de las definiciones.

De ahí, que aparezcan en las campañas actualmente en curso, donde establecen tácticas, estrategias y operaciones de respaldo a su posible nominación.

Claudia Sheinbaum sigue la ruta marcada por aquellos dos priistas que se encaminaban a la candidatura presidencial. Arturo Montiel no lo consiguió y Enrique Peña sí lo hizo y de ahí siguió hasta convertirse en el ganador de la elección presidencial.

+++

lamentable que el Presidente de la República esté en contra de una institución que ha formado extraordinarios mexicanos, la UNAM es nuestra máxima casa de estudios, es la universidad que más matrícula tiene y por supuesto es un referente, más allá de este gobierno y más allá de esta generación, la UNAM es un referente para los mexicanos a nivel nacional y por supuesto también incluso a nivel internacional, asegura la panista Kenia López.

La UNAM es la universidad con más alto reconocimiento en el mundo, hablando de universidades mexicanas, así que, que el presidente arremeta en contra de la UNAM me parece que es un despropósito, lo que quiere él justificar es el dinero que le está dando al régimen cubano y eso no se puede justificar. Lo que está haciendo el presidente de la República es financiar un régimen que viola derechos humanos.