Montserrat Salomón

Racismo: una herida abierta

POLITICAL TRIAGE

Montserrat Salomón*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Montserrat Salomón
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Montserrat Salomón

Nuevamente vivimos un acto de terrorismo doméstico en EU. En Búfalo, NY, un joven supremacista blanco abrió fuego con un rifle de asalto mientras transmitía en vivo en redes sociales.

Este joven de 18 años es un seguidor de la teoría de la conspiración del gran reemplazo, una corriente de ultraderecha que afirma que existe una conspiración en las élites liberales occidentales para reemplazar a los estadounidenses de cepa —lo que sea que signifique eso— por obedientes lacayos del tercer mundo. Una postura racista, que exacerba el odio y fomenta la violencia contra los latinos, los negros y los judíos.

Los números no mienten ni ostentan banderas políticas. En EU muere más gente a manos de este tipo de terrorismo interno que por cualquier otro, incluyendo el terrorismo islámico. Los jóvenes, especialmente vulnerables, están siendo radicalizados en sus propios hogares por la televisión y por el Internet, siendo enseñados a odiar a sus vecinos y a temer al cambio demográfico que es natural en un país que nació de la inmigración y que siempre ha tenido una cara cambiante.

Estas teorías de la conspiración solían estar escondidas en la red y pertenecer a la ultraderecha xenófoba; sin embargo, se han popularizado a pasos agigantados gracias a figuras como Trump y al trumpismo. Políticos y figuras públicas como el presentador Tucker Carlson son culpables de la división y el odio que lanzan en los medios. En un especial de The New York Times puede apreciarse cuantitativamente la enorme difusión que Carlson da en su programa —el de mayor audiencia en Fox News— a discursos de odio, llegando a decir en un caso similar al de Búfalo que el perpetrador era un héroe y un patriota.

El gobierno de Biden ha dicho que se vive una epidemia de tiroteos en EU, lo cual es cierto. Podemos hablar de la necesidad del control de armas semiautomáticas; de la facilidad con la que se puede comprar un arma; y de los candados que deberían existir para la posesión de armas. Sin embargo, el Partido Republicano ha vendido su alma a la Asociación Nacional del Rifle. También podríamos hablar de la imperante necesidad de regular el contenido en Internet, aunque esto nos lleve al escabroso tema de la libertad de expresión.

Sin embargo, hoy quisiera pensar en los blancos cristianos y en el apoyo que dan a figuras como Carlson que fomentan el odio racista. Sin el apoyo de los espectadores, este personaje no habría popularizado teorías tan dañinas. Se necesita valor para no polarizarse y ser autocríticos. No se puede mirar hacia otro lado sólo porque Carlson o cualquier otro defiende alguna bandera que nos importa. La manipulación de la información atenta contra la verdad y el odio mata. Un cristiano no debe permitir esto.