El tren del mame Gignac

29LR3296
Por:

Dicen bien que toda generalización es inequitativa. Y no tengo nada personal contra los millennials, entre los que aprecio algunos buenos amigos, pero reconozco que me caliento cuando algunos jóvenes periodistas o comunicadores abusan de ignorancia y se atreven, muy a la ligera, a hacer sentencias “históricas”.

No hay ni siquiera el cuidado de entender que no es lo mismo decir, el mejor de los que he visto, al mejor de la historia, como si se pensara que lo ocurrido antes del surgimiento del Internet no valiera la pena.

No voy a discutir la calidad de André-Pierre Gignac, el futbolista extranjero más determinante que ha venido a México en el último lustro y desde el domingo pasado el máximo goleador, en exclusiva, de los Tigres en juegos oficiales con 105 anotaciones, dejando atrás a un mito como Tomás Boy.

Lo que el francés ha logrado en cuatro años en México es tremendo y le otorga sin duda un lugar importante entre los extranjeros más destacados de la Liga mexicana, pero lejos aún, de ser, como algunos se atreven, uno de los cinco mejores ni mucho menos el mejor de todos.

[caption id="attachment_977376" align="alignnone" width="696"] Gignac celebra la anotación que le marcó a Pumas en Ciudad Universitaria, el pasado domingo.[/caption]

Pero como el conocimiento de la mayoría de esos jóvenes analistas u “opinadores” se reduce al archivo de YouTube o a los datos de mediotiempo.com, se cometen tremendos atropellos. Ambas fuentes, pese a algunas fallas, sin duda son herramientas útiles, pero sesgadas e incompletas y si a eso se agrega que en la web hay escasísima historia de la liga mexicana de los 60 para atrás, los grandes futbolistas que se ignoran en los conteos de los mejores es aberrante. Omitir a figuras de la talla de Isidro Lángara, Martín Vantolrá o José Manuel Moreno, sólo por citar algunos, debería hacer sonrojar a los “olvidadizos”.

Hasta uno que ya está más viejo, que investigó algo de aquel pasado, que platicó con viejos cronistas y exfutbolistas, le cuesta armar un Top 10 con cierta certeza y profundidad. Lo que me queda claro es que el gran tren del mame Gignac aún no tendría sitio en esa lista, perdónenme muchachos. Alguien se los tenía que decir.