Persiste incertidumbre en el nuevo año

Declara OMS pandemia el coronavirus
Por:

A los problemas de inseguridad y violencia que, lejos de atenuar, arreciaron en el primer año de Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, en el segundo que ha iniciado se sumarán las consecuencias de la falta de crecimiento económico e inversiones registradas en 2019 y el posible retraso en la ratificación en el Congreso de Estados Unidos del T-MEC, en el que tantas esperanzas hay para que la situación financiera del país pueda mejorar, inmerso como está hoy el presidente Donald Trump en el grave conflicto con Irán e Irak.

Lejos del optimismo que se advierte desde el Gobierno ante el nuevo año, en diversos sectores de la sociedad persisten incertidumbre y preocupación de que las cosas no mejoren o haya rectificaciones en algunas de las decisiones puestas en marcha que no dieron los resultados que se esperaban y que, lejos de resolver conflictos, los complicaron.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

Más que preocupante, la situación internacional imperante, que aunque aquí se desdeñe o se pretenda soslayar, habrá de tener repercusiones en la economía de todo el mundo, por el involucramiento en ella de Estados Unidos, tras el ataque que dio muerte al general Qasem Soleimani, uno de los principales mandos militares de Irán, y las represalias que esto ha empezado a provocar en Medio Oriente.

Aun cuando el Presidente López Obrador declaró en una de sus mañaneras, que él “no se va a meter en eso”, porque tiene que ver con política exterior y se ha negado a opinar, lo cierto es que si la situación se complica, como parece, por la tensión que priva en Irán e Irak contra Estados Unidos, más pronto que tarde tendrá que hacerlo.

Mientras tanto, el conflicto diplomático de México con Bolivia, tras la expulsión de la embajadora de nuestro país, María Teresa Mercado, no cesa, y menos después de la “defensa” que el expresidente Evo Morales hizo de López Obrador, por la andanada que el también exmandatario boliviano Jorge Quiroga, y actual vocero del gobierno interino que encabeza Jeanine Áñez, le lanzó al mandatario mexicano.

Entre los negados aumentos de inicio de año figuran los precios a las gasolinas, lo que habrá de provocar un alza general en artículos de primera necesidad, porque todo, absolutamente todo, se transporta; amén de los abusos que se propiciarán en perjuicio de la economía familiar, ya de por sí afectada por la situación prevaleciente a la que ha llevado la proclamada “austeridad republicana”, que desde el inicio de su mandato anunciara el Presidente López Obrador, misma que se ha agudizado y ampliado a distintos sectores de la sociedad, que día a día pasan a la “pobreza franciscana”.