Las ocurrencias de la diputada

Arrancan medidas en Edomex
Por:
  • rozones-columnista

›Tal parece que a la diputada de Veracruz, la morenista Ana Miriam Ferráez Centeno, le gusta estar bajo los reflectores, y no precisamente por sus tinos. Resulta que ayer dijo que como medida para evitar los feminicidios en la entidad, es mejor que las mujeres se queden en sus casitas. Y para ello propone un toque de queda, para que no salgan después de las 10 de la noche. Y no, no es broma. Ferráez, quien además pertenece a la Comisión de Igualdad de Género (las mujeres le dirán: ‘no me ayudes, comadre’), es la misma quien en noviembre pasado, y en pleno uso de tribuna, confundió al expresidente de Cuba, Fidel Castro, con el exmandatario de Venezuela, Hugo Chávez, y olvidó el nombre de Vicente Fox.

Ni demanda ni inacción del Ejército, sólo queja

›El Presidente Andrés Manuel López Obrador puso a sudar a más de uno en la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), luego de que en la conferencia matutina de este lunes afirmara que se recibió una demanda por la inacción del Ejército en el caso Hidalgo; sin embargo, no hubo tal. El organismo abrió, como en otros tantos casos, una queja de oficio. Pero ante el revuelo aclaró, por la tarde, que el procedimiento “no prejuzga sobre la existencia de violaciones a derechos humanos o responsabilidad concreta de autoridades”. La exigencia ciudadana no está enfocada en dimes y diretes, sino en esclarecer los hechos en Tlahuelilpan, Hidalgo.

¿Dónde está Irineo?

›Este fin de semana se vio muy activo a Irineo Mujica, director de la organización Pueblo sin Fronteras, que brinda apoyo a migrantes de México y Estados Unidos. Sin embargo, su presencia fue fugaz, pues integrantes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se percataron de su presencia y se retiró con ellos de la oficina del Instituto Nacional de Migración (INM) que se encuentra en el cruce fronterizo de México y Guatemala; desde entonces no lo han vuelto a ver los centroamericanos, a quienes quería traer, perdón, acompañar, a una visita al Congreso. No es la primera vez que se pierde el activista de doble nacionalidad; en octubre de 2018 fue detenido en Chiapas, por supuestos daños en propiedad ajena, durante una manifestación en el estado.

T-MEC, ¿con daño colateral?

›Pues que para este año nos tocó “bailar con la más fea” en términos de crecimiento. Lo anterior porque en la nueva expectativa de crecimiento para México las cifras no son nada halagüeñas. Y es que el Fondo Monetario Internacional dice que la difícil negociación entre Estados Unidos y Canadá sobre el acuerdo comercial traerá menos inversiones para nuestro país. Así que recortó de 2.3 a 2.1 por ciento el crecimiento para este año. Ojalá el panorama no se vea más catastrófico con la ausencia del Presidente de la República en el Foro Mundial de Davos, en el que, por cierto, la segunda delegación más numerosa la aporta nuestra nación.

Las puntadas de Taibo

›Con la novedad de que Paco Ignacio Taibo II dio otra vez de qué hablar con algunas expresiones que hizo ayer, al presentar su programa de trabajo en el Fondo de Cultura Económica. Para empezar, dijo que no hay diferencia entre ser encargado de despacho o titular del organismo, como si no fuera importante que en la Cámara de Diputados aún no se aprueba la reforma que lo legalizará en el puesto; luego, se aventó la puntada de que los gustos editoriales del Fondo estarán marcados “por mis locuras”. ¿Será que la primera de ellas es la colección que titulará “Vientos del Pueblo”? En fin.

Oficio: pipero por $29 mil

›Vaya que la convocatoria de ya saben quién para sumarse al equipo de conducción de pipas que transporte gasolina para abastecer estaciones del país fue un rotundo éxito. Y es que ya van cuatro días en los que en el Campo Militar 1 se han visto largas filas que no terminan y en las que están hombres y mujeres, quienes esperan hasta cuatro horas para registrarse, con la esperanza de ser aceptados para una de las 2 mil plazas que anunciaron. Y cómo no, dicen, si el sueldo que ofrecen es competitivo. Bueno, hay algunos que sí tienen un empleo, pero por lo ofrecido estarían dispuestos a cambiarse.