Mitos y realidades del VAR

29LR3296
Por:

Hay mucho por hacer y es un tremendo error de concepto creer que la aplicación del VAR (Video Asistente Arbitral) acabará con toda polémica o evitará que sigan presentándose los inevitables errores de los árbitros.

A algunos críticos les ha bastado una jornada para decir que no ha servido de nada, que muchos jueces siguen pifiando incluso tras ver varias repeticiones como sucedió con Adonai Escobedo en el primer penalti señalado en el histórico Atlas-Veracruz del pasado viernes.Personalmente creo muy positivo el primer paso, y el acercamiento que Arturo Brizio, titular de la Comisión de Arbitraje, ha tenido con los medios para explicar este procedimiento con pelos y señales. Igual, algunos colegas siguen sin entender que la aplicación de momento se apega en principio sólo a las jugadas PEGI (Penalti, Expulsión, Gol e Identificación errónea) y no a cualquier falta o circunstancia. Sería absurdo que cada decisión arbitral en campo pretendiera ser revisada fuera y se detuviera el juego sólo para ver a que equipo le corresponde un saque de banda o si una jugada era tiro de esquina o saque de meta. Tampoco el VAR pretende unificar criterios y acabar con esas jugadas “abiertas” que seguirán dejando inconformes por el simple hecho de que se aplique un criterio distinto al del crítico en cuestión.   Eso no quiere decir que el VAR no deba mejorarse. De entrada habría que implementar medidas para que los equipos puedan pedir la revisión de alguna jugada y no vería mal que el árbitro explicara con el micrófono abierto por qué ha rectificado alguna resolución tras apoyarse en la tecnología, como ocurre en la NFL cuando se explica el castigo e infractor. Pero también los medios de comunicación deberíamos asumir otro rol menos severo con los árbitros y más realista con un trabajo verdaderamente complejo del que se habla demasiado y se entiende poco.

[caption id="attachment_817041" align="alignnone" width="945"] Un silbante en la prueba del VAR en el CAR.[/caption]