Echarse una siesta mejora nuestras defensas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Especial

Aunque cualquier sitio es bueno para ese sueño, un estudio asegura que el lugar ideal es una hamaca cómoda en la que podamos mecernos con suavidad. Vayan terminando de comer que aquí llegó la hora de la siesta.

Esta costumbre tan nuestra gana cada vez más adeptos. Porque no es un capricho, es más bien una necesidad. Por eso son varios los estudios que la ponen en valor.

Está científicamente probado que dormir la siesta es bueno para salud. Lo recomendado ronda los 30 minutos, más puede provocar el efecto contrario y dejarnos adormilados el resto del día.

Pero sólo cinco minutos de siesta ya tienen beneficios. Investigadores aseguran que mejora la memoria, potencia el aprendizaje o incluso disminuye los riesgos cardiovasculares. Y ayuda hasta a mantener un peso saludable.

Si no puede dormirla intente dormir de noche, porque otro estudio revela que nuestras neuronas se toman una siesta por sí solas si no las dejamos descansar lo suficiente.