Viernes 15.01.2021 - 09:04

"Un gustito en fiestas decembrinas puede costar la vida a diabéticos"

Por:

Durante las fiestas decembrinas es cuando más personas con diabetes llegan a la Sala de Emergencias por descompensaciones que ponen en peligro su vida, así lo informó Edgar Jiménez Pérez, médico supervisor epidemiólogo del IMSS Hidalgo.

El especialista recomendó ser cuidadoso con comidas y cenas en esta temporada. “Hay alimentos que se pueden consumir, como el pavo o el pollo, pero es importante evitar los postres y dulces altos en harinas, azúcares, almíbar, etcétera”.

Te puede interesar: Contaminación aumenta riesgo de enfermedades respiratorias y diabetes

El doctor Jiménez Pérez recomendó que no se deje de respetar la dieta de los diabéticos en esta temporada, en la que, además, el alcohol está por completo contraindicado.

El médico supervisor epidemiólogo refirió que es un mito que haya algún tipo de bebida alcohólica que puedan consumir los pacientes diabéticos y negó categóricamente que éstos puedan decidir sobre aspectos relativos a su medicación.

El alcohol, dijo, tiene alto grado de calorías y azúcares, ello, más no inyectarse o dejar los medicamentos, es ponerse en riesgo

Asimismo, instó a evitar por completo los refrescos y el ponche.

“Un gustito en alguien que va muy bien puede causar una descompensación, además de que sabemos que no será un gustito sino un gustote, pero lo recomendable es evitarlo para que su salud no se vea minada".

Señaló que en la época de fin de año, personas con diabetes pueden llegar a las salas de emergencia por presentar cetoacidosis diabética y estado hiperosmolar, complicaciones debidas a elevados niveles de azúcar en la sangre.

Posterior a esto, los pacientes no sólo corren peligro de muerte, sino que llevan procesos dolorosos que pueden derivar en amputaciones, pérdida de la vista, daño renal y otros que comprometen su calidad de vida.

Por lo anterior, sugirió respetar la dieta adecuada, no excederse, eliminar hábitos nocivos y, también, buscar el apoyo familiar.

Quizá te interese: Así amanece el asedio a instalaciones diplomáticas de México en Bolivia

Este último, aseguró, es lo más importante para que el diabético pueda vivir con su enfermedad sin padecerla, además de que los buenos hábitos servirán también para que toda la familia lleve una vida saludable.

“La familia debe sumarse al diabético, ya que si consumen cosas que el diabético no puede, es como una invitación”, concluyó.

Con información de Quadratín Hidalgo

jmg