Invierno: La olimpiada de las redes sociales

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

AP

VANCOUVER.— ¿Qué habría pasado si los jugadores que participaron en el "Milagro sobre Hielo" hubieran tenido cuentas en Twitter?

¿Qué tal si los velocistas que levantaron sus puños con un guante en el podio olímpico hubieran compartido sus pensamientos en Facebook?

Gracias a las computadoras portátiles, los teléfonos móviles y otras nuevas tecnologías, las redes sociales podrían la forma para que los atletas visionarios compartan sus ideas.

Esquiadores, patinadores, jugadores de hockey y los reporteros cubriéndolos ahora tienen acceso instantáneo a sus aficionados y lectores en el que será uno de los más grandes escenarios para envíos de mensajes.

Tras el encendido hoy de la antorcha, comenzará la era de los Olímpicos del Twitter. Los primeros en que las redes sociales y los deportes convergen en una plataforma que sólo una olimpiada puede proveer.

"Estoy seguro de que subiré toneladas de fotos e historias de lo que ocurre tras bastidores", dijo Shaun White, medallista olímpico. "Es un buen momento para compartir con todos".

White es uno de cientos de atletas con cuentas en Twitter o Facebook y con planes de usarlos durante los 17 días de actividad.

Ellos proporcionarán a familiares, amigos, aficionados e incluso a la prensa, con la actualidad de sus entrenamientos, fotografías y otras formas de acceso a lo que están viviendo.

Eso les permitirá dar a conocer lo que piensan sin pasar por el filtro llamado prensa.

"No soy un adicto como otros", dijo la estadounidense Nate Holland, favorita en el snowboard, un deporte consentido entre la gente que gusta mucho de las redes sociales. "Pero me gusta estar en contacto. Puedo poner algo simple en Facebook y 20 minutos después hay muchísimos fans apoyando".

Mientras tanto, los medios de comunicación tradicionales están usando las redes sociales para construir audiencias que se han fragmentado. Reporteros de The Associated Press estarán tweeteando desde las sedes olímpicas y posteando enlaces a historias de los sitios de sus clientes. La AP tiene una página de Facebook con historias del servicio tradicional además de blogs de algunos reporteros.

Sabiendo lo que se avecinaba, el Comité Olímpico Internacional publicó una guía en la que básicamente aclara que sólo los periodistas pueden actuar como tales. Que los atletas deben escribir como si fuera un diario sin escribir nada en vivo o a manera de noticias.

También está prohibido promover a compañías que no son patrocinadoras o usar a los Olímpicos como escenario político.

El impacto de las redes sociales es tan grande que incluso el sitio del COI tiene enlaces hacia Twitter y Facebook.

Lo que falta ver es si ocurre alguna transformación al estilo de lo que hicieron John Carlos y Tommie Smith en 1968 o si todo terminará siendo puro ruido.

"Ellos tienen la oportunidad de expresar lo que sienten en la computadora", dijo Carlos. "Eso ya es una declaración por sí misma. Lo mío era muy claro. No sé si podrían expresar algo como lo que ocurrió en México a través de la computadora".

lgg