Con pantalla central

Mazda CX-30 Turbo 2021: personaliza tu interior tras el volante

Destaca el HUD que se proyecta en el parabrisas; incluye compatibilidad con smartphones; tiene 5 estrellas de seguridad

23-1
Manejo enfocado a velocidades crucero constantes.Foto: Autocosmos
Por:
  • Alejandro Konstantonis .

El mayor atributo dinámico de CX-30 Turbo está bajo el cofre y en sus capacidades, ya que a diferencia de la versión “a secas” de la CX-30 que ofrece 189 hp, nuestro vehículo de prueba ofrece un motor turbocargado que entrega 227 hp, acoplado a una transmisión automática y ofrece un sistema de tracción integral.

Una de las cosas que más celebré en esta versión es que incluye compatibilidad con smartphones (sin pagar más) mediante el “Mazda Connect”, que arropa todo el concepto de vinculación con teléfonos vía alámbrica co ayuda de un puerto USB localizado en la zona baja del tablero que se une con la consola central, una vez conectado algunas funciones se replican en la pantalla central de 8 pulgadas que no es de accionamiento táctil, se accede a los menús por medio del control circular de mando denominado HIM, cuyo funcionamiento en un inicio puede ser confuso, pero una vez entendidos los comandos y atajos es bastante intuitivo.

Es un vehículo que ha obtenido altas calificaciones de seguridad según los organismos evaluadores, como la IIHS de los EU o EuroNCAP de Europa, en donde ha salido favorablemente evaluado en pruebas de choque las calificaciones han sido de 5 estrellas.

La configuración de la CX-30 Turbo es la misma que la del modelo 3, pues recordemos que comparte la misma plataforma, los mismos componentes mecánicos, pero con una carrocería más alta y un poco más robusta y, aunque no lo parezca, es tan sólo 45 kilos más pesada que la versión hatchback del “3”.

Tras el volante destaca el HUD que se proyecta en el parabrisas, información concreta, hay un cuadro de instrumentos virtuales con el velocímetro graficado en una pantalla central y a los flancos hay instrumentos analógicos.

Gráfico

Justo al lado de la palanca de la transmisión hay un discreto botón con el selector de manejo que no hace muchos aspavientos, ya que solamente nos indica la posición Sport y Off, yo usaría ese pequeño interruptor en la prueba de autopista, en donde la combinación de 310 lb-pie de torque y la tracción integral prometían diversión. Mazda CX-30 Touring $546,900.00 (MXN).

En la ciudad, la CX-30 se comporta muy bien, el motor turbo tiene actitud cooperadora desde el rango bajo de revoluciones, si bien no es un proyectil la aceleración es progresiva y constante, en tránsito denso las alertas de proximidad o punto ciego se activan tanto que pueden ser desconcertantes, pero cuándo te acostumbras hasta lo intuyes.

La visibilidad es buena al frente y a los costados, la visión por el espejo retrovisor es prudente comentar que si las cabeceras del asiento trasero están en la posición de uso el mencionado espejo retrovisor interior se vuelve prácticamente inútil, ya que ocupan el 75% del área de visión. Las maniobras de estacionamiento son fáciles gracias a la cámara de reversa y sensores perimetrales.