Sofisticado espacio

Audi Q7 2021 es fuerte, deportiva y deslumbrante

Tiene 340 caballos de fuerza unos 7 hp adicionales; sistema de dirección en las 4 ruedas que aumenta la estabilidad en curvas rápidas

23-1
Se complementa con un sistema Mild Hybrid de 48 volts.Foto: Autocosmos
Por:
  • Rubén Hoyo .

La segunda generación de la Audi Q7 recibe una actualización de mediados de ciclo de vida, que trae algunas mejoras estéticas, muy menores para ser sincero, pero que viene acompañada de otras muy importantes tanto en el interior como en el apartado mecánico.

Los estampados son los mismos, por lo que sólo encontrarás modificaciones en facias, ahora con decoraciones en color grafito, nueva parrilla que tiene un marco metálico mucho más delgado y líneas verticales, así como nuevos faros, ahora con tecnología LED de Láser.

Los rines son también de nuevo diseño, mientras que, en la parte posterior, el portón trasero estrena una moldura cromada que corre de lado a lado.

Una de las grandes novedades se encuentra en el apartado mecánico, si bien el V6 de 3.0 litros sobrealimentado se mantiene igual, ahora se complementa con un sistema Mild Hybrid de 48 volts. La caja también es la misma, una Tiptronic de 8 velocidades, que envía la potencia a las cuatro ruedas vía el sistema AWD de la marca, el ya conocido quattro.

Tiene 340 hp unos 7 caballos adicionales; sin embargo, el torque queda en 368 lb-pie, es decir, 43 más en comparación con el modelo anterior. Adicionalmente, al tratarse de una ganancia vía motor eléctrico, la disponibilidad de ese torque a bajo régimen es mucho mayor.

Audi se aseguró de dotar a la renovada Q7 de todas las tecnologías y artilugios disponibles para convertirla en una de las mejores de su categoría. Es así que tenemos suspensión neumática regulable en rigidez y altura, así como sistema de dirección en las cuatro ruedas.

Gráfico

El resultado, es una calidad de marcha impecable no importando a que velocidad circules. Es sorprendente en verdad.

El interior cambió por completo y ahora es básicamente idéntico al que presume el resto de la gama alta de Audi, es decir, modelos como A8 y Q8 por decir algunos.

Ahora incorpora el MMI Touch, que es un arreglo de dos pantallas táctiles, una de 10.1” en la parte central del tablero desde donde se despliega información relacionada con el navegador, equipo de audio, interfaz telefónica y estado del vehículo. Mientras que la segunda de 8.6” y con feedback háptico, ubicada más abajo, en la consola central, muestra información relacionada al climatizador y algunos accesos directos a modos de conducción y control del ESP por mencionar algunos.

Hay una tercera pantalla, se trata del Audi Virtual Cockpit, de 12.3” y que, aunque fue el primero en la industria, sigue siendo de los mejores, fácil de modificar, con muchas configuraciones y con una calidad gráfica sobresaliente. No hay Head Up Display, pero con las 3 pantallas antes mencionadas creo que no hace falta.

En cuanto al equipamiento, no falta nada, aunque hay varias cosas que son opcionales por ejemplo, el techo panorámico, que a mi parecer, es obligado en la categoría. El audio, es Bang & Olfusen 3D.

Tras el volante, resulta difícil de creer la enorme diferencia que supone la incorporación del sistema Mild Hybrid de 48 volts, es cierto que es un sistema muy pequeño, por lo cual no hay autonomía en modo puramente eléctrico, ni siquiera una gran ganancia en cuanto ahorro de combustible, como en full hybrid.

Pero en donde hay una mejora sustancial es en cuanto a refinamiento y capacidad de respuesta en baja rotación, y es que, si bien este V6 siempre fue un excelente motor con muy poco turbolag, ahora con el sistema Mild Hybrid esa molesta situación desaparece por completo.

Y si a lo anterior agregamos una sofisticada suspensión neumática que lo mismo puede ser suave en modo Confort, o más baja y rígida al accionar modo Dynamic. Mientras que por otro lado, el sistema de dirección en las 4 ruedas aumenta la estabilidad en curvas rápidas y disminuye el radio de giro a baja velocidad, tenemos una camioneta ultrasofisticada y que se maneja de forma soberbia.

Ir a 180 km/h con total silencio (no hay filtraciones de ningún tipo) y aplomo es cosa de niños, la Q7 2021 pide ir más rápido y nunca deja de transmitir confianza. Es tan estable como si fuera sobre rieles.

  • El dato: Tres adultos podrán viajar cómodamente en la segunda fila hay muchísimo espacio, sobre todo si recorres la banca hasta atrás.