Aplauden estrategia, pero advierten desafíos

Atención Covid en casa alcanza sólo para 17% de casos activos

Hay 35 mil 682 enfermos con la pandemia viva y capacidad de atender hasta 6 mil; GCDMX canaliza esfuerzos en ampliar la disponibilidad hospitalaria

12
Una mujer espera noticias de su familiar en el Hospital de los Venados del IMSS, ayer.Foto: Cuartoscuro
Por:

Ante la saturación de hospitales en la Ciudad de México por Covid-19, la administración capitalina lanzó una estrategia para atender a pacientes en casa y evitar que los nosocomios se desborden; si bien expertos han aplaudido el plan, éste tiene capacidad de acompañar a unos 6 mil enfermos, es decir, apenas 17 por ciento de los más de 35 mil 600 con la pandemia activa, que podrían requerir este servicio.

El pasado 14 de enero, la secretaria de Salud, Oliva López Arellano, explicó que la estrategia “Atención especializada Covid en casa” ya había identificado a 600 pacientes para comenzar y que se buscaba extender el plan a otros 5 mil 400. “Esto viene a reforzar la atención especializada en casa y en este momento estaríamos empezando con 600 pacientes, para crecer hasta 6 mil”; declaró.

Sin embargo, datos del Sistema de Seguimiento y Monitoreo de Covid-19 en la CDMX indican que el objetivo del programa no alcanzaría a cubrir toda la demanda, ya que de los 40 mil 160 casos activos de la enfermedad en la capital, 35 mil 682 son ambulatorios (88.85 por ciento), es decir, lidian con el virus desde sus domicilios, el resto, 4 mil 480 (11.5 por ciento), se encuentra hospitalizado.

Si bien no hay una manera de medir cuántos de los pacientes ambulatorios son casos graves de Covid-19, el hecho de tener el virus activo puede acarrear complicaciones que le ameriten un traslado al centro hospitalario.

Gráfico

El programa “Atención especializada Covid en casa” cuenta con el apoyo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y también de médicos del sector privado; se trata de captar a pacientes para que un especialista los apoye con monitoreo cada 24 horas; incorpora a la persona infectada un oxímetro (que mide el nivel de oxigenación), termómetro (para revisión constante de la temperatura) y un baunómetro (para la toma de la presión). Si se requiere, también contará con oxígeno domiciliario, un monitor y hasta estudios de laboratorio, con la finalidad de evitar un traslado al hospital.

Carlos Alberto Pantoja, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM, señaló que la estrategia de atención en casa es acertada, ya que se deben buscar todas las vías para desahogar los nosocomios, que registran una saturación de entre 88 y 91 por ciento; no obstante, habrá varios retos en el camino, pues la realidad aún está por encima de la capacidad actual.

“No caben más enfermos, entonces, de que mueran en el hospital o en su casa a que mueran en la calle, pues, mejor casa u hospital; entonces, dejar que la gente salga a buscar un hospital y rebote provocaría que empiecen a morir en la calle”, comentó en entrevista.

Sin embargo, dijo, la estrategia requiere de médicos especializados que tengan mucha claridad sobre el tipo de tratamientos necesarios, en qué momento darlos y cómo controlar las enfermedades previas que padezcan su paciente.

Gráfico

Por ejemplo, al administrar dexametasona —un medicamento que ha demostrado efectividad contra el Covid-19— en una persona diabética, haría que se disparen sus niveles de glucemia, lo que puede resultar contraproducente.

“Entonces, un caso de Covid en un diabético atendido en su domicilio por quien no tiene la capacitación podría terminar en una muerte por aumento de glucemia y no por el virus”, anotó el experto, quien habló de la necesidad de capacitar también a las familias.

Asimismo, señaló que con la escalada del virus en CDMX nos toparemos con falta de disponibilidad de oxígeno, porque es de los equipos que más se solicitan en la atención domiciliaria.

“Tendría que haber una estrategia muy seria de cómo hacerle para tener oxígeno a niveles altos, para rellenar tanques y dar oxigenación necesaria”, dijo.

Gráfico

En el caso del Instituto Mexicano del Seguro Social, anotó, los médicos familiares son quienes tienen el conocimiento para estas atenciones; pero hay otras instituciones que no tienen medicina familiar y por lo tanto no hay poblaciones de responsabilidad. “Y es notable que hace falta personal para atender a la gran cantidad de enfermos”.

Asimismo, el especialista hizo énfasis en que médicos deben hacerse responsables del paciente que les encomienden en algún domicilio, ya que necesitarán estar junto a él en los momentos que lo requieran, por lo que deben tener claridad sobre el rol que desempeñarán.

Además del plan para atender en domicilios, la administración local trabaja en la ampliación de camas, con el objetivo de llegar a más de 11 mil espacios que atiendan a pacientes Covid hasta este mes. Las próximas ampliaciones se realizarán en el hospital de Tláhuac.

  • El dato: Hasta la actualización del domingo 17 de enero, de 7 mil 223 personas hospitalizadas, 5 mil 326 están en camas generales y mil 827 en camas de terapia intensiva, con intubación.