Toma violenta de CCH Azcapotzalco regresa zozobra a universitarios

Toma violenta de CCH Azcapotzalco regresa zozobra a universitarios
Por:

Con tubos, piedras, petardos, bombas molotov, gases lacrimógenos y armas punzocortantes, alrededor de 60 jóvenes encapuchados tomaron las instalaciones del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) plantel Azcapotzalco.

Los embozados realizaron una barrera humana bloqueando ambos sentidos de la avenida Aquiles Serdán, frente a las instalaciones; después aventaron piedras y petardos al interior, donde se encontraban directivos del plantel.

En respuesta, personal de Vigilancia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) usaron extinguidores y arrojaron agua para contener a los manifestantes, quienes lograron forzar la entrada, pese a que los directivos montaron una barricada con sillas y mesas en la entrada principal.

Quizá te interese: Alumnas de CCH Azcapotzalco se van a paro por compañera navajeada

Entre varios encapuchados golpearon a varias personas, lo que dejó como saldo al menos 14 maestros y personal administrativo lesionados, según informó Javier Consuelo Hernández, director del plantel, quien incluso denunció un intento de linchamiento contra el abogado del plantel.

Dos de los heridos fueron hospitalizados en el ISSSTE de Tacuba, uno por traumatismo craneoencefálico leve y otro por fractura en tibia y peroné.

Posteriormente, Mujeres Organizadas de CCH Azcapotzalco convocaron una asamblea separatista, en la que determinaron realizar un paro indefinido encabezado por mujeres, con una comitiva de seguridad de hombres en los accesos del plantel.

Mediante un comunicado, las alumnas acusaron que autoridades del plantel y elementos policiacos irrumpieron en las instalaciones, pese al paro que se había acordado el pasado lunes a raíz del presunto ataque con una navaja en uno de los baños contra una estudiante.

También señalaron que durante la toma recopilaron datos de la dirección del plantel que comprobarían un presunto desvío de recursos en la institución.

Acusaron que las autoridades impidieron la realización de una asamblea en la que informarían a la comunidad estudiantil sobre los documentos, que derivó en la confrontación de ambas partes; reiteraron que se trata de un movimiento estudiantil, en el que no participan agentes externos a la institución.

Te puede interesar: SAT se suma a #UnDíaSinMujeres; garantiza respetar decisión de cada trabajadora

Por su parte, la UNAM condenó la toma del plantel “por personas ajenas a la institución”, así como la agresión a personal administrativo y académico.

“La UNAM repudia esta nueva embestida (...) y exige la inmediata devolución del plantel”, aseveró.

Por otra parte, en la Escuela Nacional Preparatoria Número 5 “José Vasconcelos”, un grupo de encapuchados intentó impedir el regreso a clases tras 20 días de paro; sin embargo, alumnos, profesores y padres de familia lo evitaron.

Ayer la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootécnica se sumó al paro, con lo que suman 12 planteles en esa situación.

jmg