Han aparecido tres cuerpos en los últimos cinco meses

Inseguridad y abandono en pista de canotaje de Cuemanco

Hallan 3 cuerpos ahí en 5 meses, el último, el jueves pasado; atletas dicen que no se veía algo así en décadas

Un corredor, a la orilla de la pista de Canotaje.
Un corredor, a la orilla de la pista de Canotaje.Foto: Eduardo Cabrera / La Razón
Por:
  • Frida Sánchez

La Pista Olímpica de Remo y Canotaje “Virgilio Uribe”, ubicada en la zona de Cuemanco de la alcaldía Xochimilco, lejos de ser un lugar para el esparcimiento y el fomento del deporte, se ha convertido en un foco de inseguridad para atletas y visitantes. 

Tal es la falta de vigilancia, luminaria y el abandono de la pista, que en menos de cinco meses han sido localizados tres cuerpos flotando en sus aguas, el último el pasado jueves, algo nunca antes visto en las últimas dos décadas. O al menos no con esa frecuencia.

“Desafortunadamente los hechos son los que hablan más; de noviembre a la fecha van tres cuerpos, yo nunca había visto eso y llevo 25 años trabajando ahí. 

“Obviamente sí había habido cuerpos, muy esporádicamente, pero en unos meses nunca había pasado algo así”, explicó a La Razón un atleta profesional de canotaje de 42 años de edad, quien practica en esta pista desde hace más de dos décadas y cuyo nombre se mantiene en anonimato por seguridad. 

Para vigilar los dos kilómetros de largo por 200 metros de ancho que mide la pista, más el circuito para correr y las áreas verdes, únicamente hay dos policías por turno y a pie.

Desafortunadamente los hechos son los que hablan más; de noviembre a la fecha van tres cuerpos, yo nunca había visto eso y llevo 25 años trabajando ahí

Atleta de la Pista de Canotaje

Además, a altas horas de la noche, cuando el lugar cierra sus puertas, hay zonas sin iluminación, lo que fomenta la inseguridad y alienta la comisión de delitos.

El abandono de las instalaciones es otra característica de este espacio a cargo del Instituto del Deporte de la Ciudad de México (Indeporte); pese a que a los

atletas se les cobra una cuota anual de 354 pesos para ingresar, es notoria la falta de mantenimiento. 

“A lo largo de la pista hay unas casetas cada 500 metros que se ocupan en las competencias. Ahí se meten los jueces tanto de remo como de canotaje para estar tomando tiempos o checar la seguridad en las competencias. 

“Estas casetas, en teoría están cerradas con candados durante los días en que no hay entrenamiento, pero la gente las ha ido abriendo; entonces se convierten en baños, en lugares para que las personas estén teniendo relaciones”, explicó el

atleta. 

Otro factor que agravó la inseguridad en la zona fue una reducción de los horarios para practicar, lo que hace que el sitio permanezca sin actividades y, por lo tanto, esté solo durante más tiempo del día. 

“Esta administradora (Adriana Marcela Reyes Botas) modificó los horarios; antes podíamos llegar a la pista a las 5 de la mañana y se podía entrenar hasta las ocho de la noche, ahora ella recortó los horarios de seis de la manaña a seis de la tarde, indicó. 

SE LAVAN LAS MANOS. El deportista y el equipo particular con el que entrena ya han presentado quejas por la inseguridad que se vive en la pista, pero él asegura que las autoridades encargadas de este espacio “se lavan las manos”, y le echan la culpa al Indeporte bajo los pretextos de que no hay empleados para garantizar control de seguridad o falta de presupuesto. 

“Ante todos los problemas que ella (Reyes Botas) tiene, se lava las manos diciendo que es un problema del instituto”, indicó el atleta, quien pertenece a la Asociación de Remo de la Ciudad de México. 

El atleta entrevistado asegura que al Indeporte le interesa más obtener recursos que cuidar el lugar. Sostiene: “Lo que percibimos los usuarios es que hay más interés en recaudar dinero, con el cobro de credenciales, renta de hangares, estacionamiento, renta de cabañas (donde se vende comida) que hasta les cobran por metro cuadrado si los comensales ocupan mesas”.

Para ingresar a la pista de Canotaje se solicita a los usuarios registrarse en una lista. Sin embargo, esto ocurre únicamente en la entrada principal, sobre el Anillo Periférico, pero hay otros accesos que no cuentan con vigilancia. 

Paco, un ciudadano de Tlalpan que visita la pista para correr en compañía de su esposa, explicó que esta zona en el sur de la ciudad “nunca” se ha caracterizado por su seguridad, pero en los últimos meses “se ha pronunciado”, lo que incluso, lo ha hecho dudar de si seguir visitando este complejo deportivo. 

“Yo creo que siempre ha pasado que se escuche de gente encontrada en cuerpos de agua como éste, la situación es que entre más seguido sea pues prende las alertas, ¿no? O sea, apenas fue muy sonado de una chava y antier (el jueves) otra persona”, comentó el ciudadano. 

Su esposa, Guadalupe, quien también usa el espacio para ejercitarse, aseguró que no siempre se animan a visitar la pista con sus dos pequeños hijos, principalmente porque han notado “ciertos tramos como que están muy solos, los niños andan corriendo, juegan, y a mí sí me da miedo perderlos la vista. Para pasear, sí mejor nos los llevamos a Chapultepec”. 

A Alberto, un habitante del Estado de México, el polideportivo, ubicado en la alcaldía Xochimilco que gobierna el morenista Juan Carlos Acosta Ruiz, le queda “bastante” retirado de su domicilio, pero lo visita porque “está bueno” para sus entrenamientos. Sin embargo, asegura que ya fue víctima de un robo en los alrededores. 

“No soy profesional, pero sí voy a carreras, así de las que hacen luego aquí en Reforma, es por gusto, y este lugar es muy grande, aparte luego me vengo del transporte corriendo o caminando pero sí, ya me tocó que poco me quitaran el teléfono y todo lo que traía”, expresó.