Sólo el 2% ha reincidido, asegura García Harfuch

Rescatan a 161 jóvenes que cometían delitos en CDMX

El titular de la SSC destaca los avances del programa Reconecta con la Paz; la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, pide no discriminar a quien tenga tatuajes

La Jefa de Gobierno y el titular de la SSC, durante el evento, ayer.
La Jefa de Gobierno y el titular de la SSC, durante el evento, ayer.Foto: Eduardo Cabrera, La Razón
Por:
  • Frida Sánchez

El secretario de Seguridad Ciudadana (SSC), Omar García Harfuch, señaló que únicamente el dos por ciento de los jóvenes que se han integrado al programa Reconecta con la Paz, dirigido a darles otra oportunidad de vida a quienes han cometido alguna actividad delictiva en la capital, ha reincidido. 

Durante la entrega de reconocimientos a 28 jóvenes que se graduaron en este programa, García Harfuch destacó que desde hace seis meses, cuando arrancó la estrategia conjunta entre los gobiernos federal y capitalino, se han graduado 161 jóvenes, de los cuales, 41 se han integrado también a los programas federales de Jóvenes Construyendo el Futuro o al de Los Jóvenes Unen al Barrio.

“Del total de personas beneficiarias, sólo el dos por ciento registra algún evento de reincidencia ante el Sistema de Justicia Penal, posterior al inicio de sus actividades en Reconecta; por ello, en esta ceremonia reconocemos el esfuerzo de 28 graduados que se suman a las 133 personas que ya concluyeron el programa”, dijo.

El jefe de la Policía capitalina destacó que se ha visto que “pocas cosas son tan efectivas” para prevenir la violencia y el delito como ofrecer oportunidades a aquellas personas que por su historia de vida y contexto corren mayor riesgo de ser víctimas de un delito o de cometerlos.

Desde el Museo de la Ciudad de México, en el Centro Histórico, destacó que la gran mayoría de quienes imparten los talleres del programa son policías de carrera que tienen formación en otras áreas como psicología, pedagógica o trabajo social. 

“Ha sido muy grato ver que jóvenes que al inicio tenían prejuicios hacia la policía, a lo largo del programa han fortalecido el acercamiento y la confianza hacia nosotros. “Uno de nuestros objetivos más importantes como institución es recuperar la confianza de la ciudadanía y que sepan que estamos aquí con un único propósito: servir a la sociedad”, aseveró.

No se alejen de nosotros, nosotros siempre vamos
a estar con ustedes, porque un gobierno que no criminaliza a los jóvenes, un gobierno que está con los jóvenes
y que cree en los jóvenes, es un gobierno que abre las puertas

Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la CDMX

En su participación, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, afirmó que parte del propósito de este programa es brindar una oportunidad a los jóvenes para que puedan alcanzar otro tipo de vida, lejos de la violencia, y se comprometió a “nunca dejar solos” a los muchachos que ayer recibieron sus reconocimientos.

La mandataria recordó que por muchos años se cerraron las puertas para los jóvenes, de ahí que su administración busque ofrecerles oportunidades y terminar con la criminalización hacia los más vulnerables. 

“No se alejen de nosotros, nosotros siempre vamos a estar con ustedes, porque un gobierno que no criminaliza a los jóvenes, un gobierno que está con los jóvenes y que cree en los jóvenes, es un gobierno que abre las puertas”, dijo. 

Asimismo, se comprometió que no haya “nunca más un joven que por tener un tatuaje, sea criminalizado, nunca más un joven que por tener un aspecto distinto, sea criminalizado. En el Gobierno de la Ciudad de México y en esta ciudad, lo que ofrecemos son derechos y son libertades”, comentó.

Durante el evento, la Jefa de Gobierno convivió con los jóvenes, varios de los cuales le pidieron una selfie.

Sheinbaum reflexionó con ellos y les pidió que se vean en diez años: “¿en dónde quieren estar?, ¿encerrados en una prisión?, ¿en un camino de la violencia? ,o ¿en una opción distinta?”, les dijo.

  • El dato: El artículo 18 de la Constitución contempla la creación de un sistema de justicia penal para adolescentes, con la premisa de rehabilitar, antes que castigar, a los menores de edad que se ven involucrados en delitos.