Se tambalean jefes por fuego amigo

Auxilia PF a automovilistas por nevadas al norte del país
Por:

Por Carlos Jiménez

El procurador capitalino, Miguel Ángel Mancera, aseguró que cuando finalicen los exámenes periciales practicados tras la muerte de los agentes Julio Rincón y José Antonio Moreno, determinará si quitará de sus puestos a los mandos que encabezaron el fallido operativo en el que ambos murieron.

Sin dar nombres de los funcionarios, Mancera dijo que “habremos de analizar cuáles son los resultados de los dictámenes periciales y en su caso hacer los movimientos que correspondan”.

En entrevista, aseguró que la hipótesis del fuego amigo es algo que se ha “trabajado desde el primer día en que se dio el evento”, ocurrido el pasado 3 de julio pasado.

Resaltó que no hay duda de que Cevallos murió a manos de su secuestrador, El Iván, quien luego se suicidó.

—¿Los dictámenes comprueban que los uniformados que fallecieron fueron también por los disparos del secuestrador? —se le preguntó.

—No, nosotros tenemos que esperar, tenemos un disparo que hizo impacto por la espalda de uno de los compañeros, lo que nos da un fuerte indicio que pudiera haber venido de uno de sus propios compañeros. Entonces lo que tenemos que comprobar es elemento balístico, después la trayectoria de ese disparo, la posición que se genera víctima-victimario.

Aseguró que esta semana podrían finalizar los estudios periciales, por lo que espera darlos a conocer en breve.

fdm