Tiene PGJ 3 pruebas irrefutables contra asesinos de Narvarte

Tiene PGJ 3 pruebas irrefutables contra asesinos de Narvarte
Por:

Una única huella digital marcada en la puerta de un ropero, el registro telefónico de dos aparatos celulares en movimiento y el análisis antropométrico a los rostros captados por una cámara de seguridad son los exámenes irrefutables que la Procuraduría general de Justicia capitalina (PGJCDMX) tiene para demostrar que los detenidos por el caso Narvarte son los responsables de éste.

De acuerdo con el pliego de consignación, de la averiguación previa FBJ/BJ-1/T2/4379/15-07, elaborado por la Fiscalía de Homicidios, el Ministerio Público anexó las 90 diligencias elaboradas por peritos de la dependencia.

Pero esos tres exámenes periciales que han sido ya sustentados por peritos y no han sido refutados por Daniel Pacheco, Abraham Torres ni por César Omar Martínez, quienes han alegado su inocencia del caso.

Gracias a ello, los tres están en espera de una próxima sentencia a pesar de que niegan su participación en el crimen en el que fueron asesinados el fotógrafo Rubén Espinoza; la modelo colombiana Mile Virginia; la activista y artista Nadia Vera; la maquillista Yesenia Quiroz, y la empleada doméstica Alejandra Nagrete.

De acuerdo con la dependencia, a estas tres personas se les acusa de los delitos homicidio calificado, feminicidio agravado y robo agravado en pandilla.

Hasta ahora la Procuraduría capitalina cuenta con la declaración de 70 personas entre testigos de identidad, familiares, amigos así como personas que pudieron estar cercanas al hecho, antes y después del evento.

Aunado a ello, las autoridades de la dependencia de la Ciudad de México han utilizado todos los recursos que se tienen, entre ellos el Ministerio Público móvil en diferentes ocasiones, también los laboratorios móviles.

Además han realizado especialidades como son patología, genética, toxicología, identificación dactilar, química, identificación de grupo sanguíneo, la prueba de Harrison, así como la de Elisa.

Asimismo,se han llevado a cabo peritajes cibernéticos a un celular pertenecimiento a una de las víctimas y al de

un victimario.

Los peritos, Ministerios Públicos y agentes de la Policía de Investigación han realizado 10 inspecciones ministeriales en el departamento del crimen.

Además hanlevado a cabo la reconstrucción de los probables recorridos de traslado que siguieron las víctimas, esto, para ubicar evidencia videográfica.

Durante las indagatorias, la PGJCDMX ha buscado agotar todas las líneas de investigación, incluso el móvil referente a la labor que realizaba una de las víctimas, el fotógrafo Rubén Espinoza.

Para ello, la dependencia que encabeza Rodolfo Ríos activó el “Protocolo de Investigación para la Atención de Delitos Cometidos en Agravio de las y los Periodistas en el Ejercicio de esta Actividad”.

Entre todo lo que se hizo, el subprocurador Edmundo Garrido y personal de la Fiscalía de Homicidios interrogaron de manera personal al gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

Sin embargo, esta hipótesis fue descartada casi de manera total.

La línea de investigación a la que apunta el móvil del crimen se debió al robo de un cargamento de cocaína que tenía una de las víctimas, la colombiana Mile Virginia Martín.

De hecho, dentro del departamento, en una bolsa de plástico los peritos de la dependencia encontraron una bolsa con yerba que después se confirmó

era mariguana.

También hallaron dos bolsas de plástico con residuos de polvo color rosa, producto de la mezcla de sustancias como anfetamina, fenacetina y ketamina; además de residuos de cocaína.