Pueden dar lugar a cáncer de piel u otros efectos dañinos en ojos

Aumenta 189% días de alta radiación de rayos UV en la capital

En 197 días del 2018 hubo un nivel “extremadamente alto” de radiación, 189.7 por ciento más que en el 2013; sólo uno de los 365 días de hace tres años se registró intensidad baja

Se triplican en cinco años días de máxima radiación UV en CDMX
Se triplican en cinco años días de máxima radiación UV en CDMXFoto: Especial
Por:
  • Frida Sánchez

Los habitantes de la Ciudad de México se exponen cada vez más a los rayos ultravioleta (UV) que, a la larga, pueden ser dañinos para piel y ojos y dar lugar a enfermedades como cáncer de piel.

En un lustro, la radiación más aguda a la que estuvieron expuestos los capitalinos casi se triplicó, al pasar de tener 68 días de radiación “extremadamente alta” en el 2013, a 197 días en esa condición para el año 2018, lo que significa que, en ese periodo, la exposición a este tipo de rayos dañinos aumentó en 189 por ciento, de acuerdo con información oficial.

De acuerdo con el informe de la Calidad del Aire de la Ciudad de México del año 2018 —el último reporte que tiene disponible el Gobierno—, ese año únicamente se registró un día de los 365 con valores de intensidad baja de rayos UV, caracterización que no representa riesgo para la salud de los habitantes.

Asimismo, durante dos días, en enero y febrero, se registraron valores de intensidad moderada. Durante los otros 362 días del año, los niveles de radiación fueron de alta a extremadamente alta; este último nivel —el nivel más peligroso— se registró durante 197 días del año, lo que significa que el 53 por ciento del 2018 la población estuvo expuesta a esta radiación dañina.

.Gráfico: La Razón de México
.Gráfico: La Razón de México

En cambio, cinco años atrás, en el 2013, el mismo informe reportó que, en 13 días, el nivel de los rayos ultravioleta fueron bajos, por lo que no representaban un riesgo para la salud de los capitalinos.

El reporte establece que 68 días de ese año, es decir, el 18 por ciento de los 365 días, los niveles de radiación alcanzaron niveles altos y, dentro de esa categoría, 19 días fueron de radiación considerada “extrema”.

La radiación solar ultravioleta depende tanto de la estación del año como de la hora del día, por lo que es entre las 11:00 y las 16:00 horas del día el momento en el que los rayos tienen mayor intensidad, ya que es el horario en el que “el sol alcanza su punto más alto en el cielo”, se explica en el documento. Incluso si las condiciones son de un día nublado, la radiación solar está presente.

De acuerdo con los reportes del Gobierno capitalino, un valor de radiación superior a seis es capaz de provocar una quemadura en la piel de una persona cuya tez sea morena clara, en un período aproximado de una hora de exposición bajo el sol.

A partir del nivel 10 (el cual ya se considera muy alto, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud) puede provocar quemaduras en la piel con apenas unos minutos de exposición.

A partir del nivel 11, el nivel se considera extremadamente alto, y, por lo tanto, mucho más peligroso.

De acuerdo con el documento, la exposición moderada a este tipo de rayos solares “es esencial para la vida” e incluso contribuye de manera benéfica a la salud de los ciudadanos, por ejemplo, en la obtención de vitamina D; sin embargo, “la exposición prolongada puede provocar efectos negativos en la salud”, entre los que destacan, de manera inmediata, problemas en la piel y ojos y, a largo plazo, problemas como cáncer de piel y desarrollo de cataratas “y otros problemas oculares”.

“En la mayoría de los países, en un día claro el IUV puede alcanzar valores entre 0 y 12”, se lee en el documento del 2013; sin embargo, en la Ciudad de México, ese año, el índice de radiación alcanzó incluso niveles de 14, debido a sus características geográficas, y de latitud. Para el 2018 la cifra máxima registrada fue de 15.

Las recomendaciones que emite la OMS para reducir el riesgo de problemas en la salud por esta radiación consisten en limitar el tiempo que la población se expone a los rayos del sol, el uso de gafas, así como el uso de bloqueadores solares con factor de protección solar de 30+ y prendas protectoras, como gorras o sombreros.

En la Ciudad de México, el organismo encargado de dar a conocer datos sobre esta radiación es el Sistema de Monitoreo Atmosférico (Simat) de la Secretaría del Medio Ambiente, en donde se reporta, hora por hora, el nivel de radiación que hay en la capital del país y un estimado de tiempo de exposición recomendado para la gente, de acuerdo con su tono de piel.

Aunque los meses en los que se registra la mayor cantidad de rayos ultravioleta en la Ciudad de México van desde marzo a septiembre, a lo largo del mes en curso las autoridades han reportado altas temperaturas y niveles muy altos de rayos ultravioleta, a lo largo de la primera quincena de este mes; incluso, el pasado 12 de octubre, el Observatorio Meteorológico de Tacubaya reportó una temperatura de 28.5 grados, superando la cifra máxima que se había registrado hace casi un siglo, el 12 de octubre de 1943, y que había sido de 27.4 grados Celsius, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua).