Atoran leyes y se van

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • francisco_cardenas_cruz

Estaba visto que iniciativas como las de Mando Único Policial, despenalización de la mariguana y las del Sistema Nacional Anticorrupción, sobre todo la 3de3, presentada por Transparencia Mexicana al Senado con la firma de más de 600 mil ciudadanos, no serían aprobadas en el recién clausurado periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión ante una férrea dupla PRI-PVEM que hizo hasta lo imposible para evitarlo y ante la que chocaron los intentos del PAN, PRD y PT en sacarlas adelante.

Con más argucias, mañas y tácticas dilatorias que razones fundadas, priistas y pevemistas volvieron a demostrar que lo suyo no es combatir la corrupción, ni mucho menos la impunidad con la que va de la mano, sino protegerlas, con argumentos como el de que cualquier persona podría, con afán de obtener una recompensa, denunciar hasta a su vecino que adquiriera un automóvil nuevo, a sabiendas de que la iniciativa hace referencia sólo a servidores de distintos niveles y a quienes reciban recursos públicos.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

Hasta el último momento de su larga permanencia de un año en México, los integrantes del grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos fueron exigentes y conflictivos para sembrar dudas y sospechas sobre la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa al descalificar las investigaciones de la PGR y con ello al Gobierno de México, que les abrió las puertas y les pagó una millonada de dólares.

Su último blanco de andanadas fue el director de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio, cuya remoción no dudaron en demandarle a la procuradora Arely Gómez, el viernes pasado, a la que le entregaron el informe final de una labor que francamente dejó mucho que desear, empeñados como estuvieron en la permanente confrontación.

Durante días y semanas, en una amplia y documentada información, La Razón dio a conocer los antecedentes de cada uno de los cinco expertos de la CIDH que se quejaron de ser “víctimas de una campaña de desacreditación” de los medios de comunicación, a la que ellos mismos han contribuido porque no solamente en México sino en otros países donde han actuado han propiciado ese mal ambiente del que aquí dejaron.

Por cierto que una de ellas, la colombiana Ángela Buitrago, quien fuera una de las que en los dos semestres que estuvieron aquí fue de las más activas en sembrar dudas del trabajo de la PGR, ya ni siquiera acudió a la sede de esa dependencia porque viajó de regreso a su país, tras su frustrado intento de poner en entredicho y sin lograr que Zerón de Lucio fuera removido del cargo por obstruir la tarea del grupo de expertos, como éste lo exigió.

fcardenas@pulsopolitico.com.mx

Twitter: @MXPulsoPolitico