Covián y la venganza del PRD

ONU iniciará entrega de ayuda en Siria en 24 horas
Por:

Desesperada por cumplir la encomienda de cortarle la cabeza al magistrado Miguel Covián Andrade, la diputada perredista Alejandra Barrales trata de amarrar en la ALDF los 44 votos para destituirlo… hasta ahora no va bien.

En el PAN ya dijeron que no irán con ella, sobre todo luego de las traiciones y burlas de que incluso su coordinadora, Mariana Gómez del Campo, fue objeto en temas como los matrimonios gay, por ejemplo. El PRI tampoco irá, porque además de no creer en la perredista, el magistrado fue el único que apoyo la llegada de Christian Vargas y Emiliano Aguilar a la ALDF, cuando fueron impugnados.

El día que sus compañeros dictaminaron que era procedente la impugnación en contra de los dos priístas, Covián Andrade pronosticó que el Tribunal Electoral Federal les corregiría la plana; así fue.

Todo mundo tiene claro que se trata de una venganza en su contra porque lo consideran una pieza del ex perredista René Arce; aunque en realidad lo propuso el priísta Jorge Schiaffino y el grupo del senador sólo lo apoyó.

El PRD lo quiere echar porque cuando Jesús Zambrano impugnó el triunfo de Barrales en las elecciones para presidir el partido en el DF, Covián iba a anular el proceso por el cochinero cometido, pero se desistió Chucho. Quieren que el magistrado dimita, “para evitarle la vergüenza de una destitución pública en la Asamblea”, ha dicho Barrales; la realidad es que quieren que él se vaya porque no completan los votos para destituirlo.

Por eso Aleida Alavez y Leonel Luna lo acusaron ante la Procuraduría del DF de vender plazas y cobrar un porcentaje a sus empleados a través de su secretaria, Lizette González. Parecía que los diputados seguían un guión conocido: el de su jefe René Bejarano, quien cobra un porcentaje a los empleados a través de su ex secretaria, Mónica Ramón Alonso, actual directora del FONDESO.

Los legisladores dicen incluso que mañana presentarán la terna para sustituir al magistrado; parecen olvidar que para efectos legales Covián Andrade aún está en el cargo.

Ojalá que a esa misma velocidad tanto Luna como Alavez hubieran actuado contra Lalito Santillán en Álvaro Obregón por corrupto, pero como ambos tienen cobrando ahí a familiares…

Cierto que hay evidencias de que Covián Andrade metió en la nómina hasta una de sus suegras y se debe ir, pero los demás magistrados están igual y tendrían que partir igual.

Lo malo de esto es que quienes pretenden juzgar los hechos corruptos de un magistrado están igual o peor, con nóminas ocultas en la ALDF y con sus parientes y parejas viviendo del erario.

 CENTAVITOS… Dicen que todas las mañanas, a las 8:00 horas, se reúnen en el GDF los siete sabios para hacer el análisis de prensa y recomendarle a Marcelo Ebrard la estrategia mediática del día. Lo es que la mayoría de las veces, cuando sus sugerencias llegan al que manda, se las echan abajo; será por eso que en lugar de los siete sabios, ya les dicen los tres chiflados.

jadrian02@yahoo.es

agp