Jueves 9.07.2020 - 13:15

El desenlace

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Javier Solórzano Zinser

No había forma de que Miguel Herrera se quedara al frente de la selección de futbol. No sólo pesó en la decisión el penoso incidente en el aeropuerto de Filadelfia con dos comentaristas de TV Azteca, también tuvo que ver su controvertido y explosivo carácter, que lo lleva a reaccionar como peleador callejero.

Se suponía que al paso del tiempo, las cosas podían cambiar en su vida, pero no fue así. Hoy que los medios de comunicación lo están crucificando con singular alegría, se han presentado una y otra vez los muchos incidentes en que se vio envuelto.

No hay manera de justificar la conducta de Miguel Herrera y de su hija. Quizá los enojos de su familia y de él mismo habían llegado al límite. Quizá la forma de expresarse de los comentaristas de TV Azteca había sido no sólo severa, sino también burlona, sarcástica y pudo interpretarse como grosera.

Partamos de que así haya sido y que los comentaristas se movían entre la libertad de expresión y el insulto. Sin embargo, eso no le da autoridad a nadie para golpear a quien ejerce su derecho a la crítica.

Están establecidos en la sociedad canales para dirimir este tipo de asuntos. Miguel Herrera bien pudo acudir a estas instancias para demandar lo que se asegura fue el centro de la agresión: “con mi familia no te metas”.

Esta decisión le hubiera dado elementos para hacer pública su denuncia, la cual hubiera sido vista de otra manera, y quizá hubiera obligado a los comentaristas a revisar lo que han dicho sobre Miguel Herrera y su familia en la Copa América, y en la muy devaluada Copa Oro.

Martinoli, García y Campos, con su divertido estilo de narrar se llevan entre las piernas a más de uno, lo que se ha convertido en parte de lo que llaman éxito.

Lo que está para darle vueltas es el porqué se ha desarrollado casi un frente de defensa hacia Martinoli y a la libertad de expresión, insistimos, sin menosprecio alguno de ello, y se pasan de largo las muchas agresiones cotidianas a la prensa, en diversos casos con periodistas muertos. Ni los medios, con excepciones, ni quienes defienden la libertad de expresión parecieran sensibles ante la vida de sus colegas; ¿será que el futbol es lo más importante de lo menos importante, o que hay periodistas que merecen atención y que otros, pues son los otros?.

 RESQUICIOS. Así nos lo dijeron ayer:

* La única manera en que se pueden tener acuerdos de largo alcance en educación, es que las bases de la evaluación y sus fines sean consensuadas, lo otro seguirá siendo conflicto: Dra. Ana Laura Gallardo, Investigadora de la UNAM.

solorzano52mx@yahoo.com.mx

Twitter: @JavierSolorzano