Martes 4.08.2020 - 00:09

Expectativa PIB 2015: rondando el ajuste

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Arturo Vieyra

Mañana el Inegi dará a conocer la cifra del PIB del primer trimestre del año. Hay mucha expectativa debido a que el conjunto de cifras sobre la coyuntura económica ha marcado un inicio de año más bien débil en términos de actividad económica. Así, el consenso de los pronósticos de distintos analistas apunta un crecimiento entre 2.4 y 2.6 por ciento anual. Cifra que al parecer, está en línea con las expectativas para todo este año de 2.8 por ciento.

Este pesimismo sobre el desempeño de la economía se fundamenta parcialmente en los resultados poco alentadores de las cifras de producción del primer trimestre. En este sentido, durante el primer bimestre del año, la economía mexicana avanzó sólo 2.3% anual. Asimismo, en el primer trimestre la producción industrial avanzó únicamente 1.4 por ciento, con una marcada debilidad en la producción petrolera y en la construcción.

Por el lado de la demanda, el consumo y la inversión siguen dando visos de mayor dinamismo, pero todavía insuficiente. El consumo privado en el primer bimestre se recupera, lo mismo apuntan las ventas reportadas por la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) con un avance de 5.7 por ciento real y las ventas de automóviles dadas a conocer por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), que en abril tuvieron crecimiento de 23.3 por ciento. El lado débil, viene por el lado de la inversión, en febrero registró un desempeño de sólo 1.3 por ciento anual.

 Las exportaciones manufactureras siguen apuntalando el crecimiento. En marzo registraron un avance de 8.8 por ciento, por arriba del avance de 6.2 por ciento en el primer trimestre. Particularmente, fue sobresaliente el crecimiento de 13.8 por ciento anual de los envíos de la industria automotriz. Aunque también, las exportaciones distintas del sector automotriz tuvieron buen desempeño, con un avance de 6.3 por ciento. Sin embargo, los temores en torno a una posible desaceleración del mercado de EUA siguen latentes y no son infundados.

 Finalmente, el mercado laboral sigue mostrando resultados favorables. El empleo formal (trabajadores permanentes y eventuales urbanos afiliados al IMSS) registró un incremento de 4.47 por ciento anual. Se crearon 745 mil nuevos empleos respecto al mismo mes del año pasado, lo que representa la mayor generación anual para un mes de abril desde 1997. Continúan siendo los principales promotores del empleo formal el mayor crecimiento económico y la reducción de la informalidad.

Todo parece que el avance de la economía en el primer trimestre será moderado. Un crecimiento por debajo de lo esperado, va a tirar las expectativas de crecimiento. A juzgar por los resultados de los indicadores mencionados, los riesgos están a la baja. Una dosis adicional de pesimismo ha sido enviada por el banco central en su último informe trimestral de inflación, redujo su expectativa de avance del PIB para este año hasta 2.5 desde tres por ciento hace tres meses. Además de la reducción, llama la atención que esta expectativa oficial ya está por debajo de lo que estiman los analistas del sector privado, tanto en la Encuesta Banamex como en la propia de Banxico (2.8 por ciento en ambos casos).

avieyra@banamex.com

Twitter: @ArturoVieyraF