Morena y la mala receta

AT, o pollitos en fuga
Por:
  • mauricio_flores

Conforme a la carpeta de investigación 17147/2018 de la Procuraduría Fiscal a cargo de Raúl Sánchez Jiménez, una serie de auditorías reveló la falsificación de recetas médicas y otra documentación del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (IPEJAL, no es broma) por parte del personal de la empresa Abastecedora de Insumos para la Salud, Abisalud, misma que está ligada de múltiples formas con Carlos Lomelí Bolaños, que ahora es el gallo de Morena para la gubernatura de la entidad.

El dueño de Lomedic, o sea el ahora candidato, ha negado ser dueño de Abisalud, aunque curiosamente ambas empresas comparten la misma dirección y los dueños formales, como aquí le he platicado, son Christian Domínguez González y José Torres Salcedo… habiendo sido este último secretario particular de Lomelí Bolaños y su operador político. La cuestión es que una de las empresas del candidato está bajo la lupa por la presunta malversación del contrato de licitación IPEJAL-DAS-LPL-016/2016, al punto que 7 personas han sido presentadas a declarar luego de una orden de cateo obsequiada por el Juez Décimo Sexto de Control y Juicio Oral del Primer Circuito y cumplimentada en las tres farmacias administradas por Abisalud, así como en las oficinas se Servicios Médicos de IPEJAL. De comprobarse las irregularidades, es de esperar la recisión del contrato y las sanciones correspondientes a los responsables. Y bueno, considerando que Napoleón Gómez Urrutia deberá reembolsar más de 100 millones de dólares a los mineros, a quienes esquilmó con la venta de acciones de Minera Cananea, la situación de Abisalud se agrega como otro pasivo de los compañeros de campaña de Andrés Manuel López Obrador.

INADEM, política pública. No fue gratuito que la semana pasada, en la reunión ministerial de la OCDE sobre política de apoyo a pequeñas y medianas empresas, la entidad que encabeza José Ángel Gurria catalogara a México como uno de los países con las mejores políticas públicas a favor de los emprendedores: el Instituto Nacional del Emprendedor, diseñado en este sexenio y encabezado originalmente por Enrique Jacob y ahora al mando de Alejandro Delgado, ha canalizado 13,642 millones de pesos a 94,231 proyectos productivos bajo criterios específicos y modelos de promoción y capacitación en beneficio de 2.5 millones de emprendedores, incluidos los que empujan proyectos estratégicos y de alto impacto. En suma, una política pública que debiese ser transexenal.

Que se acaba la bronca. Y nos dicen desde la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, que la elección que harán de su presidente este marzo -y que sucederá a Enrique Solana- concluirá el conflicto de sucesión que desató el año pasado. Esa expectativa de un “adiós a las armas” se basa en que Juan Carlos Pérez Góngora ya no se registró para contender en las elecciones… y que, conforme la versión institucional, se habría solventado la acusación de desvío de recursos en la compra de tablets. Veremos.