Moreno Valle: ideas o propaganda

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Ricardo Anaya es lúcido al advertir que, para las presidenciales de 2018, México necesita “más debates y menos spots”. Y Rafael Moreno Valle enriquece la idea al asegurar que en los debates deben participar todos los panistas que aspiren a la presidencia, no sólo Anaya.

La tesitura está en que el dirigente nacional pretende que los spots sean patrimonio de los presidentes de partidos, con lo cual los ciudadanos sólo lo conocerían a él y desconocerían a los otros aspirantes, como el propio Moreno Valle.

Los spots son mera propaganda, pero son observados y vistos a través de dos mil 500 emisoras de radio y TV. Es más un asunto retiniano y de memoria auditiva: la gente vota por quien más ve y más oye… por anodinos que sean sus planteamientos.

Por lo que valen los spots es por la exposición que permiten. Para las pasadas elecciones en 12 estados, Anaya usó en exclusiva el millón 771 mil 884 spots del PAN. ¿Resultado? Su partido ganó siete estados y él encabezó todas las encuestas entre panistas.

En la primera encuesta post electoral de Reforma, Anaya fue favorito entre panistas para 2018, con 44 por ciento. Igual en GEA-ISA, con 30 por ciento. ¿Por qué? Por sus spots: tantos que superaron 63 veces los de los principales contendientes de 2006: 16 mil 316 (AMLO) y 11 mil 904 (Calderón).

Los spots serán mera propaganda, pero funcionan y funcionan muy bien.

Según GEA-ISA, Anaya creció desde tres por ciento en noviembre de 2015 a 18 por ciento en marzo de 2016. Por eso ya utilizó el primer spot que le corresponde al PAN, después del pasado proceso electoral.

Los debates, en cambio, permiten exponer proyectos, demostrar capacidad de respuesta, nivel de instrucción, en todo lo cual Moreno Valle es de los mejores políticos del momento en México.

Por eso Moreno Valle propone que los debates no sean en exclusiva para Anaya, quien así, además de la propaganda, tendría el monopolio entre los aspirantes de la expresión de las ideas. Moreno Valle tiene además otra razón para defender los debates: su gran equipo de colaboradores.

Un debate no lo prepara ni lo gana solo el polemista, sino también su equipo de trabajo que, en el caso de Moreno Valle (encabezado por Diódoro Carrasco) es de los mejores que existen en el país y entre los aspirantes presidenciales.

Pero, por encima de todo, es de justicia, de ética y de juego limpio que el PAN abra los debates a todos los militantes que deseen exponer sus ideas. No hacerlo provocará una división insalvable en el mejor momento electoral del partido, desde 2006.

Así deberán estar Anaya, Moreno Valle, Margarita Zavala…

Y los que se sumen.

ruben.cortes@3.80.3.65

Twitter: @ruben_cortes