Oaxaca está paralizada

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

La protesta empresarial de Oaxaca contra la CNTE no es la primera vez que grupos de ciudadanos sale a repudiar a ese organismo y exigir a los gobiernos federal, estatal y municipal que pongan fin a los bloqueos y no dejen sin clase a miles de niños oaxaqueños que no terminaron de manera regular el ciclo escolar porque sus maestros prefieren andar en la calle que en los salones de clase.

El paro de comerciantes, restauranteros y prestadores de servicios turísticos se extendió a otros sectores como los taxistas y transportistas y algunas organizaciones de la sociedad civil, que exigieron a las autoridades de los tres niveles de gobierno aplicar la ley sin miramientos, pues sus negocios han sido afectados causando fuertes pérdidas que los han obligado a despedir personal, además de que la capital del estado se encuentra sitiada por grupos de maestros y organizaciones afines, entre los que se encuentran guerrilleros.

Los empresarios mencionados llevan unos tres meses consecutivos sin poder operar normalmente por los bloqueos, y desde hace unas semanas ya se registraron despidos por falta de ingresos, como es la cadena de cafeterías Starbucks y otras firmas que no tienen insumos para sus operaciones, sin contar los negocios que se han visto obligados a trabajar medio tiempo.

El paro empresarial no debe verse como algo menor, esa mecha puede crecer y prenderse en el estado y en todo el país sin que se pueda controlar, como sucedió con la propia CNTE que ha logrado reclutar o permitir que se infiltren grupos de guerrilleros y que hoy tienen acorralado al Gobierno.

No se puede descartar un enfrentamiento entre los maestros y los manifestantes empresariales, porque conociendo a los de la CNTE todo puede suceder, y eso sí, la llama del conflicto no tendrá agua que la pueda apagar. Entonces es mejor atenderlo en este momento, pero en el marco de la ley, porque de resultar cierto eso de que los maestros paristas están cobrando como si trabajaran, aunque no hayan pasado la evaluación, y de que ya están reincorporando a los profesores despedidos, entonces esas negociaciones serían fuera de la ley.

El Gobierno no puede exigir a unos y tolerar desmedidamente a otros. Además, se entiende que la ley no se negocia. De por sí, la mayoría de los ciudadanos repudian las acciones de la CNTE y por ello, tampoco se puede descartar un enfrentamiento cuando los ciudadanos decidan salir a las calles y protestar contra los maestros. Entonces el conflicto no puede crecer.

La mayoría de los grupos parlamentarios del Senado y Diputados reprueban los bloqueos y chantajes de los maestros y la tibieza del Gobierno. Una y otra vez, los legisladores han repetido que los gobiernos de los tres niveles deben actuar.

Un gobernador nos comenta que ve a la líder del perredismo Alejandra Barrales como candidata al gobierno de la Ciudad de México y será apoyada hasta por la gente de López Obrador. Por eso, se entiende la presencia de la senadora con licencia, en infinidad de foros capitalinos. Ella la coloca como candidata natural, con posibilidades de salir victoriosa. Quienes conocen de cerca a las tribus perredistas advierten que hasta Andrés Manuel López Obrador la vería con buenos ojos, siempre y cuando el Sol Azteca dé su brazo a torcer y se sume a su candidatura presidencial. No son gratuitas las declaraciones que ha hecho el tabasqueño, al “perdonar los agravios” que en su momento le hicieron los perredistas.

El panista Roberto Gil Zuarth, presidente del Senado, desde hace varias semanas insiste en señalar que es necesario atender a los empresarios que han salido perjudicados por el paro magisterial en Chiapas, Oaxaca, Michoacán y Guerrero. Por eso, hace un par de días recibió a dirigentes de Coparmex, quienes fueron encabezados por Gustavo de Hoyos, Presidente del organismo, para tratar las afectaciones económicas que han padecido por los bloqueos de la CNTE. Para dimensionar lo que ocurre, un empresario resumió en pocas palabras el apoyo que se requiere para reactivar la actividad económica en los estados afectados por las movilizaciones: “Queremos que nos tomen como si hubiera pasado un huracán de máxima categoría”.

Y el grupo de presión conocido entre los políticos del sol azteca como Galileos, asegura que el escenario político se modificó por el éxito de las alianzas amplias, formales y de facto. Quienes conformamos Iniciativa Galileos nos sentimos complacidos por los triunfos aliancistas y estamos conscientes de que han generado la genuina y valiosa expectativa de un rumbo distinto y mejor no sólo para esas entidades sino para el país entero. Es tan evidente el agotamiento del viejo régimen presidencialista como innegable el fortalecimiento de la pluralidad y la diversidad de la sociedad, razones por las que buscaremos que las administraciones aliancistas promuevan el establecimiento obligatorio de gobiernos de coalición en las Constituciones locales, de tal suerte que la integración plural del gabinete no sea concesión del gobernante sino una nueva realidad institucional. Estaremos cerca de nuestros gobiernos para que cumplan sus compromisos, respondan al anhelo de cambio de los ciudadanos, hagan las cosas de manera muy distinta a la de sus antecesores y estén a la altura de la confianza ciudadana. Su responsabilidad es mayúscula; los acompañaremos para ayudarles a cumplirla.

ubaldodiazmartin@hotmail.com

hombresdelpoder.com