Ruben el fotoperiodista

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Javier Solórzano Zinser

Independientemente de los lamentables hechos violentos del fin de semana, es evidente que si el fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril no hubiera salido de Veracruz, las cosas quizá serían diferentes y quizá estaría con vida.

Son diversas las versiones sobre lo que pudo haber pasado. Quizá lo mejor sea optar por hacer una pausa antes de que se tenga la información precisa, o por lo menos la que pueda ser creíble. A pesar de que la experiencia establece que todo lo que provenga de las versiones oficiales, y más en casos como éste, pasa por la duda y el escepticismo, demos tiempo para la “versión oficial”.

La primera reacción de la PGJDF fue confusa. En la reunión previa a la conferencia de prensa que sostuvo el gobierno capitalino con periodistas, Proceso, Artículo19, Cuartoscuro, entre otros, poco faltó para que prevaleciera la confusión, con evidentes dosis de incapacidad de la autoridad. De no ser por la participación de la titular de Gobierno del DF, la reunión hubiera terminado bajo un mayor desconcierto, más allá del que la situación misma provoca.

Rubén Espinosa Becerril fue un fotoperiodista plenamente identificado. Eran conocidas y reconocidas sus preocupaciones sociales. Su relación con las autoridades de Veracruz se fue deteriorando por innumerables razones.

No fue sólo él. Otros periodistas vivieron situaciones similares. Regina Martínez y Moisés Sánchez, por mencionar dos emblemáticos, dolorosos y tristes casos, son la prueba de lo que le puede pasar a los periodistas cuando ejercen su profesión en el estado.

Si en el gobierno federal no se han dado cuenta de los grandes problemas que existen para ejercer el periodismo, van a perder de vista que el siguiente paso para el país es, sino es que ya llegó, la crisis extrema.

Ejercer el periodismo en el país es un asunto de seguridad nacional. El gobierno está en la obligación de crear condiciones para que se desarrolle en libertad y bajo condiciones básicas de seguridad, y no lo está haciendo.

Pudieron cruzarse muchas variables en la lamentable muerte de Rubén, pero hay algo que es indudable: si el periodista hubiera estado bajo condiciones de seguridad y libertad para ejercer el periodismo en Veracruz, no hubiera tenido que salir; el resto de esta dolorosa historia se escribió el fin de semana en la Narvarte.

 RESQUICOS. Así nos lo dijeron ayer:

Mientras la FED no resuelva cuándo va a subir las tasas la vamos a pasar mal. Banxico está haciendo lo que debe, pero no estamos preparados para lo que viene: Luis Foncerrada. Dir. CEESP.

solorzano52mx@yahoo.com.mx

Twitter: @JavierSolorzano