Urgente, reforma fiscal y recaudación agujerada

Más deuda pública otro síntoma del Covid-19
Por:

Arranca la cuenta regresiva… A menos de 70 días de que acabe el año, las interrogantes acerca del rumbo político y económico del próximo sexenio se agudizan.

En ese contexto, una fecha de nodal relevancia es el 15 de diciembre, cuando la siguiente administración deberá entregar al Congreso su proyecto de paquete económico, para su aprobación.

Dicho documento será la hoja de ruta de los principales objetivos del sexenio.

Hasta ahora, el nuevo gobierno a cargo de Andrés Manuel López Obrador anunció una serie de programas para el desarrollo social y algunos proyectos de gran calado en materia de infraestructura.

Sin embargo, llama la atención que se busca lograr lo anterior mediante la reingeniería del gasto y no con un incremento en los ingresos o la deuda…

El despilfarro… En ese contexto, ayer se llevó a cabo el “Seminario de Política Hacendaria ante las realidades de las Finanzas Públicas”, en donde el foco se centró en la sostenibilidad fiscal.

En los últimos años, más allá de los llamados ajustes presupuestarios, el gasto público se elevó de manera considerable y hoy representa 50% del PIB.

No obstante, el alza no abonó a un mayor crecimiento económico. Por el contrario, mientras que en 2012 el país avanzó 3.4%, en este año, con trabajos llegaremos a 1.9 por ciento.

Luis Foncerrada, exdirector general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), apunta que lo anterior responde a dos factores: la insuficiencia del gasto y la estructura de dichos desembolsos.

Actualmente, la mayor parte de las necesidades presupuestales se destinan a gasto corriente; en tanto que la inversión pública apenas representa 3% del PIB; su menor nivel en los últimos 50 años.

Además, el ambiente de alza de tasas tampoco abona a las, de por sí, estranguladas finanzas públicas. En la pasada década, el pago de intereses de la deuda gubernamental pasó de 7.0% del gasto a 13% del mismo…

Esquivar impuestos… De ahí que resulte indispensable que el siguiente gobierno lleve a cabo una verdadera reforma fiscal que garantice la sostenibilidad presupuestaria y atraiga los recursos suficientes para llevar a cabo las metas sexenales.

Héctor Villarreal, director del Centro de Estudios Económicos y Presupuestarios (CIEP), hace ver que los cambios que se llevaron a cabo en materia tributaria en 2013 no fueron más que un remedio temporal.

Amén de que las normas impuestas no fortificaron la capacidad recaudatoria del SAT.  Se estima que en el país, la probabilidad de que un trabajador no pague impuestos es de 60%.

A lo anterior sume las deducciones y excepciones que permiten que grandes empresas eludan su responsabilidad hacendaria.

Sólo en materia de ISR, se calcula que se pierde un potencial de 3.9% del PIB; mientras que para el IVA, las tasas reducidas y las exenciones significan 1.4% del PIB. Así que, recaudación agujerada…

Aumentan proyecciones para alza de tasas

El cielo se está nublando… Con los últimos tropezones de nuestra divisa, las opiniones en torno a política monetaria del Banco de México se dividen.

De acuerdo con datos de la última encuesta de expectativas de Citibanamex, ahora 35% de los especialistas proyectan un alza más de tasas antes de que finalice el año, para cerrar en 8.0%.

De hecho, por ahí uno de los participantes no descarta un incremento de hasta 50 puntos, que llevaría la tasa a 8.25%. Nubes a la vista…