Sábado 19.09.2020 - 23:56

Voto joven, el tesoro menospreciado

Cientos protestan en Minnesota por absolución de policía que mató a afroamericano
Por:

Paulina Sodi

Faltan 57 días para elegir nuevo Presidente en México. Hemos escuchado una lluvia de propuestas en materia de seguridad, educación y empleo. Los cuatro candidatos, están concientes de que el electorado joven será crucial en los comicios. Tan sólo los jóvenes entre 18 y 24 años de edad representan casi el 29% del padrón electoral.

Por ello me di a la tarea de investigar en cuántas de sus promesas, los aspirantes a la Presidencia incluyen a este sector de la población y de qué manera planean solucionar los problemas que les preocupan.

En su página de Internet, Enrique Peña Nieto (PRI-Partido Verde) enlista  44 compromisos, tanto nacionales como estatales. Únicamente en 2 de ellos se incluye a los jóvenes. Y me refiero específicamente al número 12 (Alcanzar la cobertura universal en educación media superior) y, el 39 (Aumentar al menos a 45% la cobertura en Educación Superior).

Otro compromiso de Peña Nieto en la web es “ser el primer lugar de América Latina en la prueba PISA (Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes, OCDE)”. Actualmente, México ocupa el nada honroso lugar 48 de 65 a nivel mundial en esta evaluación que se realiza cada 3 años. La pregunta es ¿cómo planea lograrlo? Llama la atención que en sus recientes declaraciones respecto al voto de los jóvenes, Peña Nieto aseguró que “definirán el rumbo del país para los próximos años”, y el 26 de abril canceló un encuentro con estudiantes de la Universidad Iberoamericana, argumentando “problemas de agenda”. ¿Pues no que son muy importantes?

En el caso de Josefina Vázquez Mota, la panista propone mejorar la educación “…con miles de escuelas con horario de 8 a.m. a 5 p.m. Donde los niños y jóvenes puedan leer libros, aprender matemáticas, un segundo idioma, tener clases de música, y hacer deporte…”, pero no menciona nada respecto a la calidad de los maestros. ¿De qué sirve tener a los estudiantes más tiempo en las escuelas si quienes los educan, en su mayoría, también necesitan ser educados? Y añade: “Si conquistas el corazón de los niños, conquistas el corazón de todo México”. Parece que a Vázquez Mota se le olvida que uno de cada 6 jóvenes entre 18 y 24 años va a votar por primera vez, así que su estrategia de “conquista” está dirigida al público equivocado.

Andrés Manuel López Obrador, candidato de las izquierdas, esta semana en Chihuahua, ofreció “abrazos, no balazos” y arrancar a los jóvenes de las manos del crimen organizado a través de estudio y empleo, incorporándolos “casa por casa”.

Por último, Gabriel Quadri (Nueva Alianza) propone: Vincular al aparato económico y a las empresas, evaluar y reclutar a maestros y funcionarios, perfeccionar y desarrollar el Examen Nacional de Conocimientos y Habilidades (ENLACE); y, establecer a la escuela como un espacio de participación, generadora de sociedad civil.

En ninguna de las pocas y escuetas propuestas en las que los candidatos presidenciales incluyen a los jóvenes, en ninguna se especifica el “cómo”.

Lamentablemente una buena educación, no garantiza un empleo. Otra realidad de nuestros jóvenes…

Según datos del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, elaborado por académicos de la UAM, 39% de los jóvenes profesionistas están desempleados al igual que 38% con estudios de bachillerato y licenciatura; 66%, entre 12 y 24 años de edad, tienen un trabajo en el sector informal; y, los llamados ninis acaparan el 12% de la población.

El tiempo corre. Y a falta de propuestas concretas, el pasado 30 de abril, la oficina en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, hizo un llamado a los candidatos para que tomen en cuenta en sus agendas, las necesidades de los jóvenes.

Y ¡ni qué decir de dominar las redes sociales! Los cuatro, utilizan Twitter más como un medio de difusión, en lugar de un espacio de debate y “acercamiento” con el nuevo electorado.

Tal parece que los jóvenes mexicanos están presentes en los discursos mas no en las propuestas de los aspirantes presidenciales, quienes siguen inmersos en el antiguo discurso de que los jóvenes son “el futuro de México”, sin darse cuenta que son una realidad. Una triste y olvidada realidad.

Los jóvenes se unen para exigir ser tomados en cuenta.

La iniciativa ciudadana, Un Millón de Jóvenes por México (@unmillonxmexico), convoca a jóvenes a través de las redes sociales, para trabajar en la transformación del país. A través de su página en Internet proponen a los candidatos una agenda donde se les incluya en las decisiones y temas importantes del país. Un ejemplo claro de la necesidad de este sector en ser tomados en cuenta.

psodi@proyecto40.com.mx

Twitter: @PaulinaSodi