Festejo en el Teatro de la Ciudad

Contempodanza celebra 35 años de ir contra viento y marea

Presenta piezas icónicas de su repertorio y un estreno; la agrupación “sigue actual y reinventándose”, afirma la directora Cecilia Lugo

36
Aileen Kent y Óscar Michel Pérez, en Ítaca... el viaje.Foto Cortesía: Óscar Mora/Contempodanza
Por:
  • Adriana Góchez .

Contempodanza, una de las compañías que nació en lo que su directora Cecilia Lugo llama “la época de oro de la danza contemporánea en México”, celebra 35 años de ir contra viento y marea con un programa que incluye piezas icónicas de su repertorio y una coreografía comisionada a Raúl Tamez.

“Han sido vientos muy favorables y mareas a veces difíciles, pero siempre las hemos aprovechado para avanzar. La compañía sigue muy actual, trabajando muy bien, reinventándose, invitando a gente nueva a que venga a montar con nosotros; yo tratando de estar a la altura de los tiempos, siempre a través de la reflexión profunda de nuestro quehacer escénico”, expresó en entrevista con La Razón, Cecilia Lugo.

Por ese motivo llamó a la antología coreográfica Entre viento y marea, la cual inicia con Nicolás, que estrenó en 1996 en homenaje a Guillermina Bravo; continúa con En memoria de un soliloquio (a Cynthia), la primera pieza que creó para Contempodanza y con la cual obtuvo el Premio Nacional de Coreografía del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL). La concibió tras el suicidio de una amiga.

El programa continúa con Álgebra de la oscuridad, de Raúl Tamez, basada en cuatro aforismos del escritor checo Franz Kafka, con música de Joep Beving, Gang Chenpa, Goran Bregovic y Dhafer Youssef.

Los años 80 fue una hermosa etapa, una época de oro para la danza contemporánea mexicana

Cecilia Lugo, Directora de Contempodanza

“Es una obra muy bella y potente. Quería que el público viera bailando a la compañía otros lenguajes, otras maneras de ver la danza a través del cuerpo”, resaltó la coreógrafa.

Dijo que si bien el trabajo de Tamez y ella son distintos hay un punto en común, su interés por el ser humano.

“Lo que nos une es que hablamos del ser humano, abordamos las emociones, su estado espiritual, creo que nos interesa mucho abordar la intimidad del ser”, señaló.

La función de aniversario, que tendrá lugar mañana y el sábado en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, en la capital del país, finaliza con Travesías de Humo/Exilio, fragmento de la coreografía Ítaca… el viaje, obra que habla de un deseo contenido en un barco de papel que condensa el anhelo de viajeros que desean huir de una realidad insoportable.

De esta manera, Contempodanza arrancará las celebraciones de siete lustros en los que ha enfrentado “momentos muy difíciles, para nosotros la pandemia fue complicada, pero no imposible, hemos seguido adelante, somos un grupo de batalla, entre guerreros y míticos, porque estamos muy convencidos de nuestra vocación, hablo de los bailarines y de todo el equipo que me rodea, a quienes les debo esta permanencia porque sola no hubiera podido hacerlo posible, diseñadores, compositores, músicos, la gente de administración, un equipo que ha pasado por la agrupación”, destacó.

Los festejos de la compañía culminarán el próximo año, entre julio y agosto, con la develación de una placa en el Palacio de Bellas Artes y el estreno de la coreografía La flama en el espejo, basada en el poema homónimo de Rubén Bonifaz Nuño y con la cual busca rendirle homenaje.

Entre viento y marea
  • Cuándo: 22 y 23 de octubre
  • Dónde: Teatro de la Ciudad Esperanza Iris (Donceles 36, Centro Histórico de la CDMX)
  • Horarios: viernes a las 20:30 horas y sábado a las 19:00
  • Localidades: $200