Jueves 3.12.2020 - 22:26

Centro Cultural del Bosque

Deconstruyen la figura de Zapata desde el teatro femenino

Las mujeres de Emiliano aborda la orfandad del caudillo y los rumores de su bisexualidad; denuncia los estragos de las luchas revolucionarias

Zapata
Gabriela Núñez y Azalia Ortiz, durante la obra.Foto: CNT/Sergio Carreón
Por:

En días recientes, reabrieron los recintos del Centro Cultural del Bosque, que se unieron al Teatro Helénico y al Sistema de Teatros, así como a algunos foros independientes, en subir el telón. El Teatro Orientación inició con la puesta en escena Las mujeres de Emiliano, dramaturgia y dirección de Conchi León, con la Compañía Nacional de Teatro.

La artista yucateca se interna en la historia patria para continuar su línea de dar voz a las mujeres, ya sea familiares (como en La tía Mariela), de su región (tal es el caso de Del manantial del corazón o Mestiza power) y ahora de su país, en el que todos los días nos rebasa la violencia hacia las mujeres.

Entran a escena Gabriela Núñez y Azalia Ortiz, se apropian de los objetos dispersos por todo el escenario y de la historia que está por comenzar. Formada por un mosaico de voces femeninas, se narran pasajes de la vida del Caudillo del Sur, que sirven como pretexto para denunciar los estragos de las luchas revolucionarias, la necesidad de legitimación a partir de la muerte del otro y las exigencias por una dignidad olvidada.

Una pared, en la cual se cuelan grandes y secas raíces, está al fondo; dos mujeres se colocan cestos en la cabeza, dejan ver sus faldas y huaraches para hablar del icono de las demandas populares. La partera, la madre, una de sus amantes y la hermana de Zapata se hacen presentes, cuentan sobre la predestinación de este hombre a cargar a cuestas, desde su nacimiento, los reclamos de un país entero… un destino lleno de triunfo, pero también de rivalidad y traición. “Emiliano salió de su madre sin saber que la muerte salió tras de él”, afirman.

Es una obra con voces llenas de humor, desgarradas, anuladas, ensangrentadas; voces viejas que quizá nos parecen actuales, porque ninguna revolución ha logrado hacer justicia a las mujeres

Conchi León, Dramaturga

En aproximadamente 80 minutos, las mujeres bajan del pedestal al líder del Ejército Libertador del Sur, muestran su orfandad a temprana edad, sus gustos por los trajes, los caballos y las mujeres, los rumores de su bisexualidad, sus discursos contra la tiranía y su muerte, todo al ritmo de corridos y baile de chinelos.

Nuevamente la figura de Zapata aparece. En el momento actual de luchas y reclamos sociales, esta vez no exige “La tierra es de quien la trabaja” sino que conmina a reflexionar, a ver el entorno de miles de muertos, que perecieron en la espera de un mejor mañana.

En la puesta no se enlistan los puntos del Plan de Ayala, sus acuerdos y posteriores diferencias con Madero o sus luchas contra Carranza; no es la intención. Sin embargo, sí se observan los rostros que están a su lado al morir, esas mujeres viudas de la Revolución y los campesinos que dejaron sus tierras en búsqueda de otro futuro, ese en el cual “La historia nos queda tan lejos”.

En Para comprender la historia, Juan Brom afirmaba la imperiosa necesidad de acercarse a los acontecimientos del pasado de una manera más humanística, con reflexión, empatía y deseo de búsqueda de sentido al presente. Lo anterior, hacía un cuestionamiento a las figuras centrales de la historia y se pregunta por quienes estaban alrededor de esos líderes, aquellos que los acompañaron, consolaron, eligieron y, también, traicionaron.

Las mujeres de Emiliano es un recordatorio que se acerca a la historia desde las anécdotas cotidianas y permite ver un Zapata vivo sin la rigidez del peso institucional, a través de algo más entretenido para jóvenes audiencias, a las cuales la historia les parece ajena y aburrida.

Las mujeres de Emiliano
  • Dramaturgia y Dirección: Conchi León
  • Cuándo: Hasta el 22 de noviembre (excepto el 1 de noviembre)
  • Horarios: jueves y viernes 20:00, sábados 19:00 y domingos 18:00
  • Dónde: Teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque (Reforma y Campo Marte, cerca del Metro Auditorio)