Avisa a profesores tres días antes de inscripciones

Por “error administrativo”, la ENAH cancela 37 materias optativas

La escuela asignó el doble de horas que Hacienda le había autorizado; señalan de arbitrario y "salomónico" el método de selección; denuncian precariedad laboral

foto_home
La ENAHEspecial
Por:
  • Raúl Campos

Fue a través de un correo electrónico que el historiador Hugo García Capistrián se enteró que Epigrafía Maya, la materia optativa que iba a impartir este semestre en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), había sido cancelada, a tan sólo tres días de las inscripciones y dos meses después de que la institución se la había aprobado.

Fueron en total 37 las materias optativas que la ENAH canceló para el semestre 2020-2. La institución emitió un oficio (cuya copia está en poder de La Razón),  donde señaló que dicha decisión se tomó debido a que la escuela había excedido el número de horas autorizadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que podían ser impartidas por profesores con maestría.

Esta situación, explicó García Capistrián a este diario, no se debió a los recortes presupuestales que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (del cual depende la ENAH) sufrió este año, sino a un "error administrativo": la escuela no contabilizó correctamente el banco de horas, el cual asciende a cerca de 400, y asignó 826.

“Acabamos de hablar con el director de la escuela, Hilario Topete, y nos dijo que el recorte en las materias se dio, no por recorte presupuestal del Gobierno al INAH, sino por un error administrativo, no contaron bien el banco de horas que está signado desde Hacienda para la contratación de profesores hora-semana-mes”, detalló.

El también mesoaericanista señaló que en años anteriores esta situación se solucionaba si el INAH cubría los gastos extra, lo cual ahora no será posible debido el recorte presupuestal del Instituto.

En el oficio, la ENAH señala que la selección de las materias canceladas se basó en que los profesores afectados contaran con, al menos, otra materia que sí sea impartida durante el semestre 2020-2, “cuidando hasta donde nos fuera posible que nadie fuera afectado totalmente”

Situación que García Capistrián señaló de arbitraria y “salomónica” pues no se tomaron en cuenta criterios académicos para la selección.

El oficio emitido por la ENAHEspecial
El oficio emitido por la ENAHEspecial

“Técnicamente, nosotros no tenemos aseguradas esas materias porque tenemos que esperar hasta el proceso de inscripción, que será el siguiente el lunes, y para que se abran al menos tenemos que tener a cinco estudiantes. Pudieron esperar hasta las inscripciones para ver qué materias no se iban a abrir y con base a ello cortar, pero el director nos dijo que tenían la orden ‘de arriba’ de que tenía que ser rápido, para ayer”, comentó.

El académico aseguró que la directiva de la ENAH cometió un doble error pues en la reunión que él y sus colegas entablaron con Hilario Topete se le dijo que la aprobación de las materias optativas se había hecho de manera anticipada, “antes de que la unidad administrativa de la escuela revisará que se habían superado las horas permitidas”.

“No es mi caso, pero hay colegas que no metieron horas en otras escuelas pues éstas estaban seguras. Uno como profesor, para más o menos ganar bien, tiene que dar muchísimas clases en diferentes instituciones, en mi caso la ENAH, la UNAM y en el Claustro de Sor Juana, sólo así juntas un salario decente.

Una de las materias canceladas.Especial

“Cada semestre tenemos que hacer malabares para lograr nuestros horarios y es una falta de respeto que tres días antes de las inscripciones te digan que siempre no. Si hubieran avisado con tiempo, o dado cuenta de su error antes, pudimos haber metido más horas en otro lado. La ENAH paga muy poco, pero de todas maneras hay gente que ya contaba con ese salario”, lamentó García Capistrián.

QUE SE RASQUEN CON SUS PROPIAS UÑAS

Hugo García Capistrián también señaló que dar clases durante la pandemia ha sido muy difícil para los maestros de la ENAH, pues tienen que asumir gastos que no están considerados en su salario: una conexión decente a Internet y equipo de cómputo.

“Hay algunos compañeros que tienen una máquina, pero también la tienen que usar sus hijos para sus clases… es muy difícil. Nosotros, como parte del sindicato de la ENAH, hemos exigido que se apoye a alguno de los profesores con estas cosas, pero hasta ahora no hemos recibido respuesta y ni se nos dará”, lamentó.

Otra de las materias canceladasEspecial

“Nos movemos en condiciones de trabajo bastante precarias, somos la gran fuerza de la escuela, los profesores somos quienes la sostienen, pero trabajamos con salarios muy bajos y una inseguridad laboral terrible, como ésta: en cualquier momento nos pueden cerrar materias por cuestiones administrativas. No podemos seguir permitiendo que se nos mantenga así”, remató.