Muere el maestro de los moneros irreverentes

Muere el maestro de los moneros  irreverentes
Por:
  • martha_rojas

Hizo del humor su propio estilo de vida. El capitalismo, la política e incluso la historia no eran temas ajenos a su paleta de contextos y dibujos. Eduardo del Río, mejor conocido como Rius, murió ayer, a los 83 años de edad, en Morelos, víctima de un cáncer terminal.

A su paso deja más de 100 títulos escritos y un sinfín de anécdotas, críticas y personajes que se convirtieron en parte de la pedagogía de cientos de mexicanos.

Polémico desde su juventud. Rius decía ser ateo, pero estuvo a punto de convertirse en sacerdote. La irreverencia y su peculiar sentido del humor finalmente lo encaminaron por los cauces de un arte que él denominaba “humor gráfico”.

En dos ocasiones recibió el Premio Nacional de Periodismo. En 1987 por haber promovido la caricatura como un género periodístico y en 2010 por la trayectoria que inició en 1955.

“No se preocupen, un médico me cuida y me está garantizando que voy a morir en perfecto estado de salud”, expresó con el peculiar sentido del humor que lo caracterizaba durante un homenaje en vida que recibió en 2013.

En dicha ceremonia, realizada en el Museo del Estanquillo, rodeado de amigos, informó a sus simpatizantes sobre su enfermedad.

El caricaturista dejó el drama a un lado y aseguró que su padecimiento lo colocaban en la categoría de enfermos terminales.

“Hace dos meses los doctores me dijeron que yo pasaba a la categoría de enfermo terminal, y yo pregunté eso qué es, el médico me respondió que es cuando uno se va a morir, entonces no se preocupen que todos somos terminales, todos vamos a pasar por ahí. Yo lo soy, porque se alojó en mí, un cáncer, bueno dos, pero son chiquitos”, dijo.

Finalmente sucumbió a la batalla pero en un ambiente de confortable cariño.

“Mi papá quería que su funeral fuera una fiesta. Lo vamos a despedir con su música favorita, flores de colores, sus mejores anécdoras y mucho wisky”, comentó Citalli del Río, hija del monero, en un mensaje en el que informó sobre el deceso.

La comunidad cultural lamentó la muerte de uno de los dibujantes más entrañables de la prensa mexicana.

“Crítica, humor, libertad, todo ello en un cartón de #Rius. Descanse en paz el destacado caricaturista y periodista Eduardo del Río García”, escribió en Twitter el Presidente, Enrique Peña Nieto.

“Con el deceso de Rius, creador de un estilo renovador, termina una época de la caricatura política y de divulgación. Mi pésame a sus deudos”, escribió María Cristina García Cepeda, titular de la Secretaría de Cultura federal.

Eduardo Humberto del Río García nació el 20 de junio de 1934 en Zamora, Michoacán, tras la muerte de su padre ocurrida el mismo año de su nacimiento, su familia se instaló en la Ciudad de México.

En 1954 inició su carrera en la revista Ja-Já y desde ese momento tuvo colaboraciones en los diarios y revistas más destacados del país.

Se describía a sí mismo como seminarista, burócrata, embotellador, vendedor de jabón, office-boy, encuadernador, cajista, profesor sin título y enterrador de una prestigiada funeraria.

Eduardo del Río se consagró como uno de los escritores que con un lenguaje extrovertido hacen reflexionar y reír a varias generaciones de mexicanos.