Llega a México Primera persona del singular

Murakami se instala en recuerdos de adolescencia y juventud

Relatos imbuidos en sus obsesiones: la música, el realismo mágico, el sexo, el amor y lo cotidiano; oscila en los límites de lo real y lo ficticio

34-1
El autor, en una fotografía de archivo.Foto: Reuters
Por:
  • Carlos Olivares Baró

El eterno candidato al Premio Nobel de Literatura, Haruki Murakami (Kioto, Japón, 1949), reconocido internacionalmente con importantes galardones literarios (Franz Kafka, Noma, Tanizaki, Jerusalem Prize, Hans Christian Andersen, Orden de las Artes y las Letras en España...) y autor de aclamadas novelas como Tokio Blues, Kafka en la Orilla, 1Q84 o La muerte del comendador, acaba de dar a conocer Primera persona del singular (Tusquets, 2021), volumen de cuentos muy esperado por sus lectores incondicionales.

Ocho fabulaciones en que los recuerdos de adolescencia y juventud oscilan en los límites de lo real y lo ficticio. La nostalgia en las espirales de improntas en que el jazz, la música pop, las ilusiones perdidas, el erotismo, el béisbol, la soledad, los presagios, los reencuentros, la búsqueda y, sobre todo, la memoria del amor se patentizan porque “nadie podrá arrebatarnos el recuerdo de haber amado o de haber estado enamorado alguna vez en la vida”, suscribe el autor de la aplaudida novela Al sur de la frontera, al oeste del Sol.

“Haruki Murakami es un clásico vivo. Cada nuevo libro se consuma en temáticas que podrían parecer reiterativas; pero, no: el narrador japonés siempre las atavía de nuevas cavilaciones, de pasajes en que los actos humanos se confrontan en las sombras de circunstancias inesperadas. Es uno de los mayores ánimos creativos de la literatura japonesa contemporánea”, expresó en entrevista con La Razón el catedrático de la Universidad de La Florida Ángel Rosenthal Aviel, especialista en Literatura asiática y estudioso de la obra de Murakami.

¿Relatos autobiográficos? Ocho historias narradas en primera persona, el yo como protagonista: a veces, se vislumbra al propio Murakami, los que conocen sus manías y pasiones lo descubren en algunos de los cuentos; sin embargo, lo memorístico se entrecruza con la ficción y se amalgama para ofrecer a los lectores visiones enclavadas en lo literario.

¿Lo cotidiano como un espacio para develar conflictos humanos latentes en la vida contemporánea? El amor es el eje de la mayoría de las novelas de Murakami, desde Tokio blues a La muerte del comendador sin desdeñar los retumbos de la infancia y adolescencia. Los amores perdidos y también recobrados en un discurso que condensa un sobresalto del desarreglo con el mundo que apremia al hombre contemporáneo.

¿La música, sobre todo el jazz, hilo conductor de estos cuentos? Murakami es un melómano incurable: lo demuestra en el volumen Música, sólo música en el cual establece un diálogo con el famoso conductor de orquesta Seiji Ozawa. Lo interesante de estos relatos se sustenta en el vínculo de estas historias de amor —ocho tramas iluminadas por los embudos del amor— con pasajes de canciones o con ribetes jazzísticos como en “Charlie Parker Plays Bossa Nova” o “Whith The Beatles”.

¿Y la melancolía? Elemento clave en su escritura, pienso en Tokio blues o Al sur de la frontera, al oeste del Sol: dos novelas de añoranzas. En este nuevo libro, la evocación de una mujer, una melodía o el eco del pasado trazan escenarios intensamente melancólicos, en esos menesteres, Haruki Murakami logra magistrales momentos, no olvidar Spunik, mi amor.

¿Será reconocido con el Premio Nobel? Conversé con él en Londres antes de la pandemia, no quiso tocar el tema: no creo que a él le intranquilice el asunto; somos los lectores quienes estamos preocupados por eso. Es un autor que, por la trayectoria de su obra, merece el Nobel, aunque algunos no lo consideren así. Esperemos.

“Charlie Parker Plays Bossa Nova”
​Por Haruki Murakami

Naturalmente, no existe ningún disco titulado Charlie Parker Plays Bossa Nova. Charlie Parker murió el 12 de marzo de 1955, y la bossa nova llegó a territorio estadounidense en 1962, introducida por músicos como Stan Getz. Pero no es improbable que Bird hubiese mostrado interés por ese estilo nuevo en caso de haber vivido en la década de los sesenta, y, por qué no, que se hubiera animado a adoptarlo en sus interpretaciones. Partiendo de semejante suposición, inventé un disco fruto de esa hipotética adopción musical e ideé una reseña ficticia del mismo, lo cual resultó en el artículo mencionado y transcrito en parte de estas páginas.

La gracia del asunto reside en que el editor en jefe de la revista universitaria que accedió a publicarlo creyó de veras en la existencia del disco y tomó mi crítica como auténtica y genuina, sin sospechar de su autenticidad. Su hermano menor, buen amigo mío, le habló de mis virtudes con la pluma e hizo de promotor de mi causa (la revista llegó a publicar cuatro únicos números antes de echar el cierre, en el tercero de los cuales apareció mi reseña).

Fragmento tomado de un cuento de Primera persona en singular.

Primera persona del singular
Primera persona del singular
  • Autor: Haruki Murakami
  • Género: Cuento
  • Editorial: Tusquets, 2021
Haruki Murakami
Escritor
  • Nació: 12 de enero de 1949
  • Galardones: Premio Franz Kafka (2006), el Mundial de Fantasía (2006), el Jerusalén (2009) y el Hans Christian Andersen de Literatura (2016)