Obra de Rivera hace historia en NY: ya es su pieza subastada más cara

Obra de Rivera hace historia en NY: ya es su pieza subastada más cara
Por:

Pablo Picasso es el único artista del que se han vendido cuatro piezas de arte en cifras astronómicas durante una subasta. Esta semana el malagueño volvió a imponer una marca con La fillette à la corbeille fleurie, la cual fue adquirida por un comprador anónimo en 115 millones de dólares.

[caption id="attachment_737650" align="alignnone" width="696"] Gráfico: La Razón de México[/caption]

La obra forma parte de la colección del afamado banquero David Rockefeller, quien falleció hace un año y quien a lo largo de su vida, junto con su esposa, Peggy, coleccionó un sinfín de piezas de arte.

Sus herederos decidieron, en un hecho insólito para las casas de subastas, que mil 600 obras serían ofertadas esta semana, y que el total de las ventas sería destinado a causas de beneficencia e instituciones culturales como el MoMA y la Universidad de Harvard.

Entre los tesoros figuran, además, trabajos de Diego Rivera, Henry Matisse, Claude Monet, Paul Gauguin, cerámicas chinas, esculturas y hasta una vajilla que perteneció a Napoleón I.

The Rivals, pintado por el muralista mexicano, especialmente  para Abby Aldrich Rockefeller, fundadora del MoMA, alcanzó un precio de 9.76 mdd. El artista lo completó en el barco que le llevaba junto a Frida Kahlo a Nueva Yor para asistir a su primera exposición en el afamado museo.

Christie’s, con sede en el Centro Rockefeller, es la casa encargada de los bienes, y el martes pasado abrió la primera de seis subastas con un lote de 40 piezas, que también son las que tienen mayor valor.

En una sola noche la subasta impuso récord mundial al recaudar un total de 645 millones de dólares, en sólo dos horas; 195 millones de dólares más, que la venta de Salvator Mundi, de Leonardo Da Vinci, las obra que hasta el lunes era considerada como la más cara de la historia.

Ayer se sumó a las marcas históricas el cuadro de Rivera, que ya ostenta el título de la pieza más cara vendida en una subasta pública aunque su obra más costosa es El Baile de Tehuantepec vendida en 15 mdd.

Protagonistas de la extraordinaria venta fueron el cuadro de Picasso, Nymphéas en fleur, de Claude Monet, y Odalisque couchée aux magnolias, de Henri Matisse.

Fillette à la corbeille fleurie es un cuadro de la época rosa del pintor malagueño, fuera de su etapa cubista más conocida, y quizá la puja fue menos intensa de lo esperado.

Hasta la fecha, el mayor precio pagado en subasta por una obra de Picasso son los 179 millones que costó Les femmes d’Alger (Version O) en 2015.

La competición, sin embargo, fue despiadada por otras obras. Buen ejemplo de ello, fue Odalisque couchée aux magnolias, de Henri Matisse, adjudicada por 80.8 millones de dólares, récord en subasta para el artista.

También se batió el precio más alto pagado nunca por una obra de Claude Monet: 84.7 millones de dólares, después de una intensa pugna que llevó al subastador, Jussi Pylkkanen, a bromear con que parecía “un partido de tenis con cinco raquetas”, en referencia a las tablillas que los compradores levantan para elevar la puja.

Ambos cuadros se adjudicaron por teléfono a coleccionistas asistidos por Xin Li Cohen, la vicepresidenta de Christie’s en Asia, una indicación de la procedencia de los compradores y una señal de que los esfuerzos de la casa de subastas por promocionar la colección en China y Japón habían dado fruto.

También batieron récords en subasta para sus artistas las obras Tigre jouant ave une tortue, de Eugène Delacroix, vendida por 9.8 millones de dólares; Les delices de la vie, de Armand Seguin, adjudicada por 7.7 millones de dólares; y Natura mortal de Giorgio Morandi, que se remató por 4,3 millones de dólares.