Se trata de "No hay destino sin camino"

Publican poema de Guillermo Velázquez inspirado en la obra de Juan Rulfo

Guillermo Velázquez es autor de este poema de largo aliento inspirado en su visión de la vida y en la obra de Juan Rulfo

Guillermo Velázquez
Guillermo Velázquez publica un poema de largo aliento.Especial
Por:
  • Carlos Olivares Baró .

Circula en librerías "No hay destino sin camino. Ecos del Páramo. Memorias de muy allá para olvidos de hoy en día" (Ediciones del Lirio, 2020), del conocido ‘Juglar de fiesta y quebranto’, Guillermo Velázquez (Xichú, Guanajuato, 1948): poema de largo ‘aliento decimal’, complementado con un disco del Grupo Tribu, que musicaliza las estrofas del maestro del huapango arribeño.

Trabajo en que el músico y poeta originario de la Sierra de Xichú, Guanajuato, afronta el reto de trabajar desde conjunciones de la obra de Juan Rulfo como punto de inflexión para crear coplas que rompen con el molde tradicional de la ‘pieza arribeña’ hasta mudanzas en “otro tipo de escritura sin renunciar a la décima”. Frases rulfianas que se enriquecen con el aliento de la música de una voz que clama como un eco los infinitos caminos del destino.

“Este libro nace de la invitación que se me hace en 2017, año del Centenario de Rulfo, para rendirle homenaje desde el huapango a su obra. Fue un reto que asumí con respetabilidad frente a la grandeza de un escritor fundamental en la literatura castellana. Releí los dos libros emblemáticos de Rulfo: "El llano en llamas" y "Pedro Páramo" y de esa vuelta me vino el impulso creador que dio como resultado este libro de poesía, valona y son”, expuso en conversación con La Razón Guillermo Velázquez.

¿Coplas ‘narrativas’ como un corolario del cosmos de Rulfo? Me liberé de todas las limitaciones y entre a lidiar con semejante toro desde los ímpetus, desde el impulso creador. Vinieron las dudas y conjeturas y arremetí con fuerza: fueron brotando estas décimas que juegan en paralelo con los mundos de Rulfo.

¿Cómo nace en usted el espíritu de la trova? Cuando se me reveló el destino de ser trovador, lo asumí con pasión, aún en medio de dificultades. Todo esto es un destino: me he entregado en cuerpo y alma al huapango arribeño y al cultivo específico de la décima.

¿Podríamos hablar de una ‘intervención decimal’ a las narraciones del escritor jalisciense? Hay imágenes y frases de Rulfo que son maravillosas, como esa de “hinchada de tanta noche”, por ejemplo, o eso de un “gemido desgarrado”, entre otras. Esas alegorías fueron acicates para conformar un diálogo entre yo mismo y Juan.

"No hay destino sin camino"
  • Autor: Guillermo Velázquez
  • Género: Poesía
  • Editorial: Del Lirio, 2020

¿La palabra destino en presencia evocativa? Bueno, ya le dije: yo ejerzo la profesión de trovador como un destino. ¿Vocación o predestinación? Creo que se juntan las dos consonancias en un sentido de una suerte de misión en la vida. Un compromiso.

¿Destino que es salvación? Sí, quizás una vuelta a la infancia, el lugar y el tiempo de la inocencia.

¿Se respira en sus décimas una fe voluntariosa? Lo digo en unos versos: “Nuestra terca fe en la vida /como invariable respuesta / Hasta el final de mis días, / hasta el último momento, / soy y seré un irredento / proclamador de utopías”

Portada del libroEspecial

AG